Aimé Césaire

Historia, Política, Teatro, Literatura, Martinica

Aimé Césaire (Aimé Fernand David Césaire) (1913-2008) Luchador anticolonialista, se destacó en su época por su actividad intelectual, como poeta y como militante. Fundador de la corriente literaria de la negritud, dramaturgo, ensayista y poeta, se incorporó a la vida política impulsado por su lucha contra la “asimilación” colonial.

Nació el 26 de junio de1913 en Basse Pointe, al norte de Martinica, y vino al mundo en el seno de una familia de siete hijos, de padre maestro y de madre costurera. Su abuelo había sido el primer maestro negro de Martinica y su abuela sabía leer y escribir, lo que era muy poco frecuente entre las mujeres martiniqueñas de la época. Fue ella quien enseñó a sus nietos a leer y a escribir. Césaire hizo sus primeros estudios en la escuela primaria de Basse Pointe, donde estaba empleado su padre. Tras obtener una beca del gobierno francés, continuó estudios en el liceo Schoelcher de Fort-de-France.

Llegó a Paris en septiembre de 1931 gracias a la obtención de otra beca, e ingresó en el liceo Louis-le-Grand. Allí fue condiscípulo de Léopold Sédar Senghor, con quien entabla una amistad por el resto de su vida. Entró en contacto con otros jóvenes africanos y antillanos que cursaban estudios en Paris, como su amigo guyanés Léon Gontran Damas. Ambos tendrán la ocasión de redescubrir su verdadera identidad, hasta entonces rechazada, el componente africano excluido culturalmente por las sociedades coloniales en América.

En 1934, Césaire funda, junto a otros estudiantes antillanos y africanos (entre los que se cuentan Léon Gontran Damas, el guadalupeño Guy Tirolien, los senegaleses Léopold Sédar Senghor y Birago Diop), la revista L'étudiant noir. En esta publicación aparecerá por vez primera el término “negritud”, concepto forjado por Césaire como reacción a la opresión del sistema colonial, que se propone rechazar la llamada asimilación cultural propia al sistema colonial y promover la cultura africana, desvalorizada por el racismo inherente a la colonización europea.

Su proyecto de negritud es más cultural que político. Presenta la visión de un humanismo activo y concreto destinado a todos los oprimidos del planeta. Césaire declaró “Yo soy de la raza de los oprimidos”. 

Tras aprobar en 1935 los exámenes de ingreso a la Escuela Normal Superior, Césaire pasó sus vacaciones de verano en Dalmacia, invitado por su amigo, el lingüista Petar Guberina. Allí comenzó a escribir  el Cahier d'un retour au pays natal, (Cuaderno de un regreso al país natal) que terminará en 1938. Con anterioridad, en 1936, había leído la traducción al francés de la Historia de la civilización africana, del etnólogo y filósofo alemán Léo Frobenius. Su tesis de fin de estudios de la Escuela Normal Superior lleva por título “El tema del Sur en la literatura negro-americana de los Estados Unidos”.

Regresó a Martinica en 1939, junto a su esposa, también martiniqueña Suzanne Roussi. Ambos trabajaron como profesores en el liceo Schoelcher de Fort-de-France.

A fines de los años 30, en Martinica como en todo el Caribe y en las Américas imperaba una profunda alienación cultural. Las élites sólo  apreciaban lo que venía de Europa, y en Martinica, a lo que venía de la Francia metropolitana colonialista. En materia de literatura, la mirada de los escritores de la época estaba marcada por el exotismo que muestra la producción literaria europea. En las Antillas, esta postura literaria se calificó como duduísmo (“doudouisme”. La doudou en las Antillas es la mulata, lánguida y sensual)

En reacción ante esta actitud, Césaire y su esposa, secundados por otros intelectuales  martiniqueños como René Ménil, Georges Gratiant y Aristide Maugée, fundaron la revista Tropiques, en 1941.

Las condiciones de vida en el Caribe francés se degradan considerablemente durante la guerra. El régimen instaurado por el Almirante Robert, enviado especial del gobierno de Vichy, es racista  y represivo. Los funcionarios “de color” serán remplazados por representantes de los békés (blancos descendientes de los colonos). La censura oficial atacaba directamente a la revista Tropiques, que siguió publicándose, no sin dificultades, hasta 1943.

En este contexto, el poeta surrealista André Breton hizo escala en Martinica (isla que él llamará encantadora de serpientes), descubrió allí la poesía de Césaire a través del Cahier d'un retour au pays natal y se encontró con él en 1941. En 1943, Breton redactó el prefacio de la edición bilingue del Cahier d'un retour au pays natal, publicado en la revista Fontaine (n° 35) dirigida por Max-Pol Fouchet y en 1944, el del poemario Les armes miraculeuses, que marca la conversión del poeta al surrealismo.

En 1945, Aimé Césaire fue electo alcalde de Fort-de-France con el apoyo de los comunistas que ven en la posibilidad de una renovación política. También fue diputado a la Asamblea nacional francesa, mandato que conservó ininterrumpidamente hasta 1993. La situación económica y social de Martinica, exangüe tras varios años de bloqueo, y la caída brusca de la industria azucarera en la isla llevan a Césaire a buscar la departamentalización de Martinica.

El diputado Césaire, en 1946, fue el relator de la ley que hizo de las colonias de Guadeloupe, de la Guayana francesa, de Martinica y de la Reunión, Departamentos franceses de Ultramar. Esta medida fue mal comprendida por los numerosos movimientos de izquierda martiniuqeños, ya cercanos a una postura independentista, contrariamente a la postura de movimientos de liberación que iban apareciendo en Indochina, en la India o en el Maghreb. Según Césaire, su posición tiene como objetivo luchar contra la dominación de los békés en los asuntos políticos de Martinica, su clientelismo, su corrupción y el conservadurismo estructural intrínsecos. Aimé Césaire fue consciente del peligro de alienación cultural que amenazaba a los martiniqueños. Por ello, la preservación y el desarrollo de la cultura martiniqueña se convirtieron en prioridades para él.

Césaire se convierte en un ferviente defensor de la “departamentalización”, neologismo que reemplazó la ambigua palabra “asimilación”.

En desacuerdo con la posición del Partido Comunista francés ante la invasión soviética de Hungría en 1956, Césaire publicó una “Carta a Maurice Thorez,” para explicar las razones que le llevaron a abandonar el partido, en ese mismo año. Dos años después, en marzo 1958, fundó el Partido Progresista martiniqueño (PPM), que tuvo como palabra de orden la autonomía de Martinica.

De 1958 a 1978, participó como diputado en la Asamblea nacional francesa (no inscrito en ningún partido de los allí representados); luego, de 1978 a 1993, desde las filas del partido socialista. Al mismo tiempo, continuó como alcalde de Fort-de-France, entre 1945 et 2001.

La política cultural de Aimé Césaire se plasma en la creación des Servicio Municipal de Acción Cultural (SERMAC), que a través de talleres de arte popular (danza, artesanía, música) y del prestigioso festival de Fort-de-France, sacó a la luz aspectos hasta entonces menospreciados de la cultura martiniqueña.

Invitado a Port-au-Prince, Aimé Césaire estuvo seis meses en Haití, donde impartió una serie de conferencias de considerable impacto en los medios intelectuales haitianos. Esta estancia en Haití marcará fuertemente su obra: escribió un ensayo histórico sobre  Toussaint Louverture y consagró una obra de teatro al rey Henri Christophe, héroe de la independencia haitiana.

En Paris, Césaire fundó la revista Présence Africaine, junto al senegalés Alioune Diop, y los guadalupeños Paul Niger y Guy Tirolien. Esta revista se convertiría en casa editora que publicará más tarde, entre otros textos, los trabajos del egiptólogo Cheikh Anta Diop, y las novelas y noveletas del escritor martiniqueño Joseph Zobel.

En 1950, la revista Présence Africaine hizo la primera publicación del “Discurso sobre el colonialismo”, carga virulenta y análisis implacable de la ideología colonialista europea, que Césaire compara al nazismo del que Europa acaba de escapar.

Publica varios poemarios, todos caracterizados por sus rasgos surrealistas; Soleil Cou Coupé en 1948, Corps perdu en 1950, Ferrements en 1960, Moi, laminaire en 1982. Con ellos rindió homenaje a Léon Gontran Damas, a Frantz Fanon, a Miguel Angel Asturias y a  Wifredo Lam.

A partir de 1956, se orientó hacia el teatro. Con Et les chiens se taisaient, texto vigoroso, exploró los dramas de la lucha por la descolonización. La tragédie du Roi Christophe (1963), que tiene gran éxito en las capitales europeas, le permitió regresar a la experiencia haitiana, poniendo en escena las contradicciones y conflictos a los que están abocados los países descolonizados y sus dirigentes. Une saison au Congo (1966) pone en escena la tragedia de Patrice Lumumba, padre de la independencia del Congo Belga. Une tempête (1969), inspirada en el drama de Shakespeare, aborda la problemática de la identidad racial y la alienación colonial.

Cesaire publicó en total más de catorce obras, poemarios, obras de teatro y ensayos. Numerosos coloquios y conferencias internacionales han abordado su obra literaria, universalmente conocida. Sus obras han sido traducidas a varias lenguas: inglés, español, alemán, etc.

En la antología Lettres créoles, Patrick Chamoiseau y Raphaël Confiant, dicen de él : “Cuando llegó la hora del exilio en París, en el liceo Louis-le-Grand (1931), luego en la Escuela Normal Superior, Cesaire, enriquecido por los lugares donde el pensamiento occidental se cuestiona a él mismo, descubre de repente a África. La mirada del parisino no puede ver una distinción tan sutil, pero el antillano es ante todo un Negro. Cesaire descubre entonces esa África que se percibe en él”.

Denominado “el negro fundamental”, ejerció influencia sobre la obra de autores como Frantz Fanon, Edouard Glissant (que fueron sus alumnos en el liceo Schœlcher), el guadalupeño Daniel Maximin y muchos otros. Su pensamiento y su poesía tuvieron gran influencia entre los intelectuales africanos y los escritores negros norteamericanos en su lucha contra la colonización y la aculturación.

Falleció el 17 de abril 2008 en Fort-de-France.

 

 

Bibliografía activa

Poesía

Cahier d’un retour au pays natal. Présence Africaine, Paris, 1939; deuxième édition, 1960. 

Soleil Cou Coupé. Ed. K, Paris, 1948. 

Corps perdu (gravures de Pablo Picasso). Éditions Fragance, Paris,  1950.

Ferrements. Seuil, Paris, 1960; deuxième édition, 1961.

Cadastre. Seuil, Paris, 1961.

Les Armes Miraculeuses. Gallimard, Paris,  1970.

Moi Laminaire. Seuil, Paris, 1982.

La Poésie. Seuil, Paris, 1994.

Ensayos y discursos

Discours relatif à la commémoration du centenaire de l’abolition de l’esclavage à la Sorbonne en 1948.

Discours sur le colonialisme. Présence Africaine, Paris, 1955. 

« Lettre à Maurice Thorez ». Présence Africaine, Paris, 24 octobre 1956.

« Culture et colonisation ». Communication faite au 1er Congrès des Ecrivains et Artistes noirs en 1956, à la Sorbonne. 

« L’homme de Culture et ses responsabilités ». Communication faite au deuxième Congrès des Ecrivains et Artistes noirs en 1959, à Rome. 

Toussaint Louverture ; La Révolution française et le problème colonial. Présence Africaine, Paris, 1961/62. 

Discours d’accueil de François Mitterrand, prononcé à la Mairie de Fort-de-France le 25 octobre 1974.

Discours prononcé en l’honneur de la visite de Léopold Sédar Senghor à la mairie de Fort-de-France le 13 février 1976.

Discours sur la Négritude au colloque organisé par Carlos Moore en 1987, à l’Université Internationale de Miami.

Teatro

Et les chiens se taisaient. Présence Africaine, Paris, 1958.

La Tragédie du Roi Christophe. Présence Africaine, Paris, 1963. 

Une Saison au Congo. Présence Africaine, Paris, 1966.

Une Tempête. Seuil, Paris, 1969.

Traducciones

Return to my Native Land. (édition bilingue)  Traduction d’Emil Snyders. Présence Africaine, Paris, 1968.

A Season in the Congo. Traduction de Ralph Manheim.  Grove, New York, 1968.

The Tragedy of King Christophe. Traduction de Ralph Manheim. Grove, New York, 1969.

Discourse on Colonialism. Traduction de Joan Pinkham. Monthly Review Press, New York, 1972.

Aimé Césaire: The Collected Poetry. Traduction de Clayton Eshleman and Annette Smith.  University of California Press, Berkeley , 1983.

Non-vicious Circle: Twenty Poems of Aimé Césaire. Traduction de Gregson Davis. Stanford University Press, Stanford, 1984.

A Tempest. Traduction de Richard Miller. Ubu Repertory, New York, 1986.

Lost Body = Corps perdu. (illustrations by Pablo Picasso.) Traduction de Clayton Eshleman and Annette Smith, New York, 1986.

Lyric and Dramatic Poetry, 1946-82. (Poetry and KnowledgeAnd the Dogs were SilentMoi, laminaire). Traduction de Clayton Eshleman and Annette Smith. CARAF, Charlottesville, 1990.

Notebook of a Return to my Native Land. (édition bilingue) Traduction de Mireille Rosello and Pritchard. Bloodaxe, Newcastle upon Tyne, 1995.

Notebook of a Return to the Native Land. Traduction de Clayton Eshleman and Annette Smith. Wesleyan University Press, Middletown, 2001.

Solar Throat Slashed. Traduction et edition A. James Arnold and Clayton Eshleman. Wesleyan University Press, Middletown, 2011.

Bibliografía pasiva

Arnold,  A. James ;  Glissant,  Édouard et  Irele, F. Abiola : "In Remembrance of Aimé Césaire". Small Axe. 27. 12.3, pp. 118-141, October, 2008.

Aime Césaire ou l'Athanor d'un alchimiste: Actes du premier colloque international sur l'œuvre littéraire d'Aimé Césaire, Paris 21-23 novembre 1985. Éditions Caribéennes, Paris, 1987.

Aimé Césaire, numéro spécial d'Europe. 832-333, septembre 1998.

Arnold, A. James: Modernism and Négritude: the Poetry and Poetics of Aimé Césaire. Harvard University Press, Cambridge, MA, 1981.

Bouvier, Pierre : Aimé Césaire, Frantz Fanon, portraits de décolonisés. Belles Lettres, Paris,  2010.

Confiant, Raphaël : Aimé Césaire. Une traversée paradoxale du siècle. Stock, Paris, 1994.

Fonkoua, Romuald : Aimé Césaire. Perrin, Paris, 2010.

Girault,  Jacques et Lecherbonnier,  Bernard, (éds.) ;  Aimé Césaire, un poète dans le siècle. L'Harmattan, Paris, 2006.

Hénane, René : Aimé Césaire, le chant blessé: biologie et poétique. Jean-Michel Place, Paris, 1999.

Irele, Abiola : Cahier d'un retour au pays natal (édition du poème en français avec introduction, commentaires et notes en anglais). Ohio State University Press, Columbus, 2000.

Kesteloot, Lilyan: Aimé Césaire. Seghers, Paris, 1979.

Leiner, Jacqueline  (éd.) : Soleil éclaté: mélanges offerts à Aimé Césaire à l'occasion de son soixante-dixième anniversaire. G. Narr, Tübingen, 1985.

Malela, Buata B. : Aimé Césaire, le Fil et la Trame, critique et figuration de la colonialité du pouvoir. Anibwe, Paris, 2009.

Mbom, Clément : Le Théâtre d'Aimé Césaire; ou, La primauté de l'universalité humaine. Nathan, Paris, 1979.

Moutoussamy, Ernest : Aimé Césaire: député à l'Assemblée nationale, 1945-1993. L'Harmattan, Paris, 1993.

Nne Onyeoziri, Gloria : La Parole poétique d'Aimé Césaire: essai de sémantique littéraire. L'Harmattan, Paris, 1992.

Pestre de Almeida, Lilian : Aimé Césaire. Une saison en Haïti. Mémoire d'encrier, Montréal ; 2010.

Réjouis, Rose-Myriam : Veillées pour les mots; Aimé Césaire, Patrick Chamoiseau et Maryse Condé. Karthala, Paris, 2005.

Ruhe, Ernstpeter : Aimé Césaire et Janheinz Jahn. Les débuts du théâtre césairien. La nouvelle version de "Et les chiens se taisaient". Königshausen & Neumann, Würzburg, 1990.

Songolo, Aliko : Aimé Césaire: une poétique de la découverte. L'Harmattan, Paris, 1985.

Thébia-Melsan, Annick et Lamoureux,  Gérard (éds.) : Aimé Césaire, pour regarder le siècle en face. Maisonneuve & Larose, Paris,  2000.

Toumson, Roger et Leiner, Jacqueline  (éds.) : Aimé Césaire, du Singulier à l'Universel (Actes du Colloque International de Fort-de-France, 28-30 juin 1993).  Numéro spécial d'Oeuvres et Critiques. 19.2, 1994.

Toumson, Roger et Simonne Henry-Valmore : Aimé Césaire, le nègre inconsolé. Syros / Vents des Îles, Paris / Fort-de-France, 1994.

Towa, Marcien : Poésie de la négritude: approche structuraliste. Éditions Naaman, Sherbrooke, Québec, 1983.