Alberto Juantorena Danger

Deporte, Cuba

Alberto Juantorena Danger (1950). Velocista cubano, campeón en los Juegos Olímpicos de Montreal de 1976 en las pruebas atléticas de 400 y 800 metros planos.

Nació en Santiago de Cuba el 21 de noviembre de 1950. A mediados de la década de los años 60, debido a su estatura (1,90 m), comenzó a entrenarse en la especialidad de baloncesto, en la Escuela Provincial de Perfeccionamiento Atlético (ESPA) de su ciudad natal. Por sus condiciones, ingresó en la ESPA nacional. Pero en 1971 comenzó a recibir entrenamientos en la especialidad de atletismo, en la cual se destacó al punto de ser incluido, a los pocos meses, en el equipo de competidores cubanos de campo y pista que participó en los Juegos Olímpicos de Munich de 1972, donde alcanzó el quinto lugar en semifinales con tiempo de 46:70 segundos.

Juantorena comenzó a llamar la atención de los aficionados en 1973, al ganar sin contratiempos los Juegos Mundiales Universitarios de Moscú. Al año siguiente se colocó al frente del ranking mundial en su especialidad con un registro de 44:70 segundos, en Turín, Italia.

En 1975 participó en los Juegos Deportivos Panamericanos de Ciudad de México, donde terminó con medalla de plata y logró el segundo mejor tiempo del año (44:80 s), a pesar de haber sufrido una intervención quirúrgica a consecuencia de una lesión.

En los Juegos Olímpicos de Montreal, Canadá, en 1976, era uno de los favoritos para medallas, aunque en distancias más cortas que 800 metros, que apenas había comenzado a correr en ese mismo año. Sin embargo, ganó medalla de oro en esa prueba, con récord olímpico y mundial de 1:43:50 minutos. Con ese resultado el atleta cubano se convertía en el primer campeón olímpico de la distancia procedente de un país de habla no inglesa. En el mismo día ganó una de las series semifinales de los 400 metros, lo que dio más realce al resultado. Tres días después, Juantorena triunfó en la final de la vuelta al óvalo con la mejor marca de su carrera (44:26 s).

De hecho, se convirtió en el primer atleta en el mundo que ganaba en el marco de una cita olímpica pruebas tan disímiles -hazaña que nadie ha podido repetir-, pues la de 400 metros es básicamente una prueba de velocidad, mientras que la de 800 metros es de mediofondo.

En lo adelante, innumerables fueron las competencias en que resultó ganador; entre ellas, la Primera Copa del Mundo, en Dusseldorf, Alemania, en 1976, donde se impuso en los 400 metros con tiempo de 45:36 segundos, y en los 800 con 1:44:0. El 21 de agosto del mismo año, durante los Juegos Mundiales Universitarios en Sofía, Bulgaria, implantó plusmarca mundial en 800 metros (1:43:44). Esa cota estuvo vigente hasta 1979, cuando el británico Sebastián Coe la bajó a 1:42:40 en Oslo, Noruega.

1976 y 1977 resultaron los mejores años en la carrera deportiva de Alberto Juantorena. La Asociación Internacional de la Prensa Deportiva (AIPS), lo reconoció como el mejor deportista del mundo.

En 1978 se impuso en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Medellín, Colombia. Triunfó en los 400 metros con marca de 44.27 segundos, de solo una centésima más que la que había conseguido en Montreal en 1976; mientras que en los 800 metros, sin rivales de consideración, cruzó la meta con discreto registro de 1:47:23 segundos, que fue récord para la competencia.

Un año después aparecieron las lesiones que lo acompañarían hasta el final de su carrera, y fue sometido a cuatro intervenciones quirúrgicas. En los Juegos Deportivos Panamericanos de San Juan, Puerto Rico, en 1979, solo alcanzó medalla de plata en ambas pruebas.

La última actuación en citas olímpicas de Alberto Juantorena tuvo lugar en Moscú en 1980. Asistió a la lid afectado por numerosas lesiones, por lo que solo tomó parte en la carrera de 400 metros planos, pues pocas eran sus opciones en los 800. Después de considerables esfuerzos en los heats eliminatorios y semifinales, tuvo que conformarse en la final con el cuarto lugar, con registro de 45:09 segundos.

Dos temporadas más tarde, Alberto Juantorena Danger, próximo a cumplir los 32 años de edad, participó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe efectuados en La Habana y Santiago de Cuba. Ganó las medallas de oro en sus habituales distancias, pero además remató de manera espectacular el relevo de 4 x 400 de su país, remontando una desventaja de aproximadamente 30 metros.

Sus últimas dos grandes competencias internacionales fueron el Campeonato Mundial de Helsinki, Finlandia, en 1983, y los Juegos de la Amistad, en Moscú, en 1984. En la cita de Finlandia pasó la primera ronda en la carrera de 800 metros, pero una lesión en uno de sus tobillos le impidió continuar. Pero al siguiente año, en la Unión Soviética, la final de los 800 metros resultó en extremo emocionante: después de la primera vuelta, tres soviéticos comandaban la competencia, pero el veterano cubano, con impresionante paso en los últimos 200 metros, superó a sus rivales, entrando junto con el polaco Richard Ostrovski, que cruzó la raya de sentencia junto a él con idéntico tiempo de 1:45:58 minutos. Se entregaron en la ocasión dos medallas de oro.

Al término de la ceremonia de premiación, Juantorena anunció su retiro de las pistas. A partir de entonces ha desempeñado múltiples tareas en su país. Fue presidente de la Federación Cubana de Atletismo, y en la actualidad es vicepresidente del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), además de miembro del Comité Olímpico Internacional (COI).  

Es miembro de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), organización que tras cien años de fundada, -en junio del 2012-  incluyó al bicampeón olímpico cubano en el Salón de la Fama.

En enero del 2013 inauguró,  junto a la destacada atleta Estela Rodríguez Villanueva,  la exposición "Muestra Campeones del pueblo", que recorre la trayectoria deportiva de la isla a partir de 1959.  Esta se encuentra en el Pabellón de los Deportes de Expocuba, en La Habana.

Fue exaltado al Salón de la Fama de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Atletismo en noviembre de 2003.

Un cuarto de siglo después de su retiro definitivo, Alberto Juantorena sigue siendo considerado un coloso y respetado como tal por el pueblo cubano. A menudo participa en maratones tradicionales como el Marabana y la carrera benéfica Terry Fox, que se celebran en Cuba anualmente.

El 19 de agosto de 2015 fue electo Vicepresidente de la Asociación Internacional de las Federaciones de Atletismo (IAAF) por sus siglas en inglés.

 

Bibliografía

Fuentes, Basilio: Atletismo Cubano, los mejores entre la élite del mundo. 1950-2002, Editorial Científico-Técnica, La Habana, 2005.

Martin, Eddy: Por las rutas del Olimpo, Editorial Científico-Técnica, La Habana, 1985.

Montesinos, Enrique: Astro y ejemplo, Editorial Orbe, La Habana, 1980.

___________________________: Ídolo de Montreal, Fuentetaja, Madrid, 1992.