Alfredo de Oro

Deporte, Cuba

Alfredo de Oro (1863-1948). Jugador de billar cubano, varias veces campeón mundial en diferentes modalidades. Considerado uno de los mejores jugadores de billar de todos los tiempos.

Nació en Manzanillo el 26 de abril de 1863. Comenzó a jugar billar en fecha cercana a 1877, cuando solo contaba quince años de edad; pero cursaba el bachillerato en calidad de interno, lo cual limitaba su participación en los juegos. Sin embargo, se tienen noticias de enero de 1881 acerca de sus victorias frente a billaristas reconocidos de La Habana de entonces.

Seis años después intervino por primera vez en un campeonato mundial, y en su incursión inicial finalizó empatado en primer lugar con tres jugadores de experiencia; pero en la definición le falló la puntería y quedó en tercer puesto. Un año después comenzó su larga lista de hazañas, pues obtuvo la primera de sus 31 coronas mundiales en un duelo muy cerrado que le resultó favorable por solo una mesa, 16 contra 15.

Al año siguiente, De Oro perdió el campeonato contra Albert G. Powers, en juego de «piña continua» (en el que se cuenta el número de bolas, y no el de las mesas), pero en 1891 fue al desquite y lo venció con marca de 600 por 527, para iniciar su increíble leyenda de titular mundial durante dieciocho años consecutivos.

En número de mayo de 1905, la revista norteamericana Pearson's Magazine, bajo el título de «Como De Oro ganó el campeonato de piña», describió su célebre desafío Jerome Keogh, en el cual al norteamericano le faltaban nueve bolas para ganar y a De Oro sesenta y tres, que fue descontando una a una, lentamente, ante los ojos atónitos de su rival, hasta que acertó en la última bola, colocada en difícil posición. Ese final de torneo ha sido considerado el más hermoso jugado en una mesa de piña.

Alfredo de Oro fue campeón mundial en varias modalidades del billar. En 1910 lo fue en pool continuo frente a Keogh, y en 1911, en pool continuo con una bola libre contra Frank Sherman. En 1917, en Saint Louis, ganó el campeonato mundial de carambola por tres bandas, derrotando a Robert Cannefax.

El 6 de enero de 1918 regresó a La Habana, tras largo tiempo de ausencia de Cuba, para defender el campeonato mundial de carambola por tres bandas contra Charles Otis, a quien venció en match celebrado en el teatro Payret entre los días 10 y 12 de enero.

El 1o de marzo de 1922, con 60 años de edad, fue derrotado por Johnny Layton. Pero once años después, con 71 años, regresó para tomar revancha del mismo Layton; así resultó campeón en 1933.

Se retiró finalmente en 1934. En 1920 había marchado a Estados Unidos, donde murió en  el 2 de junio de 1948.

En 1967 fue incluido por la Federación de Billar de Estados Unidos en el Salón de la Fama de este juego, donde solo hay otros ocho jugadores no estadounidenses: dos alemanes, cinco franceses y un español.

La revista Billiard Digest lo ubicó en 1999 como cuarto entre los 50 mejores jugadores del siglo XX.

 

Bibliografía 

Forbes, Irene y Juan Velázquez: Elegidos por la gloria, Editorial Científico-Técnico, La Habana, 2004.

Primelles y Xenes, León: Crónica Cubana 1915–1918, Editorial Lex, La Habana, 1955.

_______________: Crónica Cubana 1919–1922, Editorial Lex, La Habana, 1957