Arístides Chavier Arévalo

Música, Puerto Rico

Arístides Chavier Arévalo (1867-1924). Pinanista, compositor, profesor, crítico y musicólogo puertorriqueño. Uno de los grandes pilares dentro de la música de cámara de su país.

Arístides Chavier Arévalo nació en Ponce, Puerto Rico, el 3 de septiembre de 1867. En su pueblo natal comenzó por estudiar la flauta, instrumento que abandonó luego por el piano. En 1884 marchó a Nueva York (Estados Unidos) para continuar su formación con la asesoría del ilustre pianista y compositor Gonzalo Núñez y del afamado maestro Frederick Doland, quien le impartió clases de armonía. En vista de sus notables progresos, en 1886 sus padres determinaron enviarlo a París para que cursara estudios superiores. En el Conservatorio de París tomó clases de piano con el pianista y compositor Georges Mathias, y de armonía, contrapunto y composición musical con el también violinista y compositor Antoine Taudou y con Louis de Serres, antiguo discípulo de César Frank. Sus diplomas de la época dan constancia de su brillante ejecutoria de estudiante.

En París, como ocurrió años más tarde en New York, se presentó exitosamente. Diarios como el italiano El Progresso y la revista Le Courier des Etats Unis le dedicaron críticas enaltecedoras. Tanto en Francia como en los Estados Unidos ejerció como profesor de piano.

Pensó establecerse definitivamente en Nueva York a su llegada en 1892, pero como el clima era perjudicial para su salud que decidió retornar definitivamente a Puerto Rico en 1893. Se instaló en su ciudad natal, donde periódicamente brindó con éxito audiciones de sus alumnos. En 1904 envió a la Exposición Universal que se celebró del 30 de abril al 1ro. de diciembre en Saint Louis, Illinois (Estados Unidos), un grupo de composiciones para piano y orquesta, que fueron premiadas con Medalla de Oro.

Chavier fue el principal inspirador del gran Certamen de música que se convocara en 1914 por la Liga Progresista de Ponce.

La técnica de Arístides Chavier llegó a calificarse de irreprochable. La crítica estaba de acuerdo en que sus interpretaciones mostraban las ideas substanciales de las obras sin amaneramientos ni osadía.

Como compositor, realizó una obra vasta y de gran calidad en la que predominan las piezas para instrumentos de cuerda y para piano. Pero estas composiciones son apenas conocidas fuera de Ponce, y en buena medida permanecen inéditas.

Como crítico y musicólogo, Arístides Chavier tuvo el mérito de difundir periódicamente en la prensa puertorriqueña el movimiento artístico mundial -traduciendo para el público todo lo que encontraba en publicaciones extranjeras en materia de arte-, además de exponer sus impresiones sobre los acontecimientos que en materia de música ocurrían en su país. Como crítico y musicólogo, Arístides Chavier tuvo el mérito de difundir periódicamente en la prensa puertorriqueña el movimiento artístico mundial -traduciendo para el público todo lo que encontraba en publicaciones extranjeras en materia de arte-, además de exponer sus juicios críticos sobre los acontecimientos que en materia de música ocurrían en su país, con exigentes argumentos. Por ser fiel admirador y defensor del clasicismo, en ocasiones fue juzgado como enemigo recalcitrante de la música regional. Pero su gran cultura artística, por el contrario, le permitía apreciar con justeza el valor de los aires populares y no desdeñaba la danza, aunque nunca estuvo de acuerdo en que ella fuera el único objetivo del pueblo como finalidad artística.

En su producción se encuentran piezas para piano a dos manos, para piano a cuatro manos, para banda militar, para orquesta y para instrumentos de cuerda. Entre sus más grandes logros se cuentan igualmente un Trío en mi bemol para violín y violoncelo, un Cuarteto en mi menor para dos violines y un Quinteto en do menor, así como el Andante Cantabile Expresivo, la Obertura Puerto Rico para orquesta y Variaciones para piano.

Chavier fue autor de una obra teórica titulada Siluetas Musicales y del ensayo El arte musical puertorriqueño: su desarrollo y evolución hasta el presente, que es de referencia ineludible sobre el tema, así como numerosos artículos sobre asuntos musicales. Compuso para artistas locales piezas que se enmarcan en el llamado modernismo.

El 23 de julio de 1942 falleció en Ponce Arístides Chavier, quien legó al patrimonio cultural de Puerto Rico más de ochenta obras para piano y para conjunto de cámara. Entre sus creaciones más conocidas se encuentran: “Trío en mi bemol (op. 21)”; “Cuarteto en mi menor (op. 25)”; “Obertura Puerto Rico (op. 26“)”; “América, marcha triunfal en si bemol (op. 14)”; “Aires de ballet en la menor (op. 19)”; “Quinteto en do menor, para dos violines y dos pianos”; y “Marcha fúnebre en do menor”.

En su honor, se fundó en Ponce un Residencial para niños con su nombre.

 

Bibliografía

Babín, María Teresa: Panorama de la cultura puertorriqueña, San Juan, Puerto Rico, 1958

Callejo Ferrer, Fernando: Música y músicos puertorriqueños, Ediciones Cantero Fernández & Co, San Juan, Puerto Rico, 1915.

Murray-Irizarry, Néstor: Arístides Chavier: humanista. Casa Paoli, Ponce, 1993.