Diego Velázquez

Historia, República Dominicana

Diego Velázquez (1461-1524). Conquistador de Cuba y adelantado.

Nacido en Cúellar, Segovia, en el seno de una familia noble, participó en la guerra de Granada contra los musulmanes y peleó en Nápoles con el ejército español. Se embarcó con Cristóbal Colón en el segundo viaje. Fue teniente gobernador de la Española durante el mandato de Nicolás de Ovando y durante el desempeño de su cargo fundó varias villas.

En 1511 Diego Colón lo eligió para poblar la isla de Cuba. Luego de haber alistado 300 hombres, partió del puerto de Salvatierra de la Sabana, desembarcando en Palmas, una tierra de la provincia de Maisí en la que reinaba el cacique Hatuey, quien había huido de La Española. Al tanto este de la presencia de Velázquez, se ocultó con su gente, pero el conquistador lo descubrió y sentenció a ser quemado vivo.

Velázquez procedió a conquistar la isla y a repartir los indios entre los españoles. Pronto surgió el malestar entre sus hombres. A la cabeza de esa oposición estaba el capitán Francisco de Morales, contra quien abrió un proceso y lo envió preso a La Española. En ese tiempo llegaron a Santo Domingo los jueces de apelación Lucas Vázquez de Ayllón, Marcelo de Villalobos y Juan Ortiz de Matienzo. Los disconformes redactaron sus informaciones secretas contra Velázquez y despacharon a Hernán Cortés, su criado y secretario, a La Española para que las entregara a los jueces. Cuando Cortés se disponía a embarcarse, Velázquez lo apresó y quiso ahorcarlo, pero varios españoles intercedieron por él. El futuro conquistador de México logró escabullirse y, finalmente, Velázquez lo perdonó, dándole indios en encomienda y nombrándolo alcalde ordinario de Baracoa, villa recién fundada. Poco después Velázquez se casaría allí con María, doncella de María de Toledo, quien, a la semana de la boda, falleció.

Prosiguió con su obra de poblamiento fundando las villas de Trinidad, Sancti Spiritus, Santiago de Cuba y La Habana. El repartimiento de indios y los abusos que contra ellos se cometían motivaron el rechazo de Bartolomé de las Casas, quien renunció a la encomienda que Velázquez le había concedido y censuró las injusticias de los españoles con los indígenas.

Velázquez sentó las bases de la estructura política, administrativa y económica de Cuba, y fomentó expediciones de conquista al territorio continental, entre ellas la de Hernández de Córdoba en 1517, Grijalva en 1518 y Cortés en 1519. Estableció la sede de su gobierno en Santiago, en cuya catedral sería enterrado.

 

Bibliografía

Fernández de Oviedo, Gonzalo: Historia general y natural de las Indias, Madrid, Biblioteca de Autores Españoles, 1959.

Las Casas, fray Bartolomé de: Historia de las Indias, Madrid, Biblioteca de Autores Españoles, 1957.