Francisco Eugenio Moscoso Puello

Literatura, Medicina, República Dominicana

Francisco Eugenio Moscoso Puello (1885 -1959). Médico, científico,educador y narrador dominicano.

Hijo de Juan Elías Moscoso Rodríguez y Sinforosa Puello, nació en la capital dominicana, Santo Domingo, el 26 de marzo de 1885; lo que lo convertiría en valioso observador del cambio de siglo de este país caribeño, plasmándolo posteriormente en varias de sus obras de ficción.

Cursó sus estudios primarios y secundarios, graduándose en 1907 de la Escuela de Bachilleres de Santo Domingo en la que obtuvo el bachillerato en Ciencias y Letras. Luego fue alumno del Instituto Profesional donde estudió medicina y se graduó en 1910 excelentes resultados, con la tesis “Karioclasmetosis linfática y su importancia en la biología normal y patológica”. Frente al jurado de los prestigiosos doctores Ramón Báez, Rodolfo Coiscou y Salvador B. Gautier. Esta tesis tuvo el mérito de haber sido desarrollada e investigada dentro del Santo Domingo, en una época que se acostumbraba a estudiar en el extranjero. Causó admiración entre sus conciudadanos el hecho de que se rehusara a continuar estudios en el exterior y que solo saliera del país por motivos recreativos, como el mismo declaró sobre su viaje a París años más tarde.

Era un reconocido autodidacta y un insaciable lector. Como un recién egresado, necesitado de mejorar sus condiciones económicas salió de la capital hacia la provincia de San Pedro de Macorís en la se desempeñó exitosamente como Director del Hospital San Antonio.

En 1911 fue nombrado presidente del Comité Organizador del Primer Congreso Médico Dominicano. En 1916 creó la Clínica de Macorís en la que introdujo el uso de los Rayos X, y donde aplicó su uso como herramienta de diagnóstico. Bajo su conducción se hicieron en este centro las primeras radiografías de estómago, de aparato urinario, incluso pielografías, broncografías, colecistografías, entre otras, lo que le adjudica el mérito a este galeno de haber sido innovador en esta rama de la medicina en su país. Realizó además las primeras raquianestesias, apendicectomías e histerectomías con anestesia. Durante estos años intentó sin éxito entrar en el lucrativo  mundo económico que representaba el cultivo de la caña de azúcar. Decidió entonces regresar a Santo Domingo para asumir el cargo de director del Hospital Internacional.

El 21 de Noviembre de 1933, se incorporó al claustro de la Universidad de Santo Domingo como docente de la Facultad de Medicina donde impartió las materias de Fisiología, Anatomía Topográfica y Patología Quirúrgica. Enseñó a sus estudiantes a realizar el diagnóstico de enfermedades según la clínica y teniendo como base el examen físico de los pacientes. Tuvo una muy activa labor investigadora, publicó numerosos artículos científicos en revistas dominicanas y extranjeras, y dictó conferencias sobre sífilis, tuberculosis, rayos X, manejo apropiado de los hospitales, la cruz roja y la historia de la medicina dominicana, entre otros temas.

En 1936 hizo una contribución importantísima a la literatura dominicana con la publicación de su novela Cañas y Bueyes en la que reflejaba con maestría el desarrollo del negocio cañero en San Pedro de Macorís, provincia en la que había vivido e industria a la que había intentado vincularse, lo que lo hace testimoniante de primera mano de la sociedad dominicana en torno al cultivo de la sacarosa. Describe además la realidad de los trabajadores cañeros situándose así entre los pioneros de la novela de la caña dominicana, género literario que se desarrolla con posterioridad.

En 1941, esta vez alejándose un poco de la ficción, recopiló una serie de artículos periodísticos y comentarios sobre la sociedad dominicana de los primeros treinta años del siglo XX, los que habían ido apareciendo en la prensa nacional entre 1913 y 1935, y los publicó bajo el nombre de Cartas a Evelina, erigiéndose así como fuerte crítico del régimen de Rafael Leónidas Trujillo Molina, lo que desembocaría en su orden de arresto y su posterior liberación dado el prestigio que había acumulado con su labor médica e intelectual. Esta trascendental obra describe fidedignamente los patrones de comportamiento de la élite conservadora dominicana y teoriza sobre el dominicano y su percepción social, de ahí su importancia.

En 1956 vio la luz  su novela de autobiográfica Navarijo, en la que legó sus vivencias personales; esta brinda una valiosísima información sobre la sociedad dominicana del cambio de siglo en los ámbitos culturales, económicos, religiosos y políticos que hacían convulsionar la isla. Tras su salida de prisión fue nombrado por Trujillo director del Hospital Padre Bellini puesto desde el cual revitalizó y dinamizó por la gestión hospitalaria y la buena calidad de la atención médica prestados por esta institución.

Al fallecer su esposa Lidia Balaguer de Moscoso, se convirtió en una persona introvertida. Luego de una corta enfermedad, falleció el 20 de Enero de 1959, a los 74 años, sin haber dejado su puesto de dirección, pese a las presiones para su jubilación.

Para la historiografía dominicana y universal legó una obra trascendental Apuntes para la Historia de la Medicina de la Isla de Santo Domingo, que sería publicada póstumamente tras haber sido concluida por los doctores Manuel Mañón y Vetilio Alfau; publicada en 1977 y reeditada en seis tomos de 1983 a 1985. A ésta, la última de sus obras le dedicó veinte años de trabajo con la colaboración  de su esposa.

El Dr. Moscoso ha sido calificado de médico distinguido, de novelista brillante, notable cirujano, docente y autodidacta incansable.

  

Bibliografía activa

Navarijo, Santo Domingo, 1956.

Discurso del cinematicismo, Santo Domingo, 1907.

Karioclasmetosis linfocítica y su importancia en la biología normal y patológica, Santo Domingo, 1910.

Contribución al estudio de la raquianestesia, Santo Domingo, 1923.

Consideraciones sobre la apendiceptomanía y exposición de una nueva técnica, Santo Domingo, 1931.

Cartas a Evelina, Ciudad Trujillo, 1941.

Conferencias I y VII acerca del cáncer, Ciudad Trujillo, 1942.

Dos conferencias acerca del cáncer, Ciudad Trujillo: Editora Montalvo, 1942.

Servidores de asistencia pública en la República Dominicana, Ciudad Trujillo, 1944.

Prácticas de emergencias, Ciudad Trujillo, 1951.

Cañas y bueyes, Santo Domingo, 1975.

Apuntes para la historia de la medicina en la isla de Santo Domingo, Santo Domingo, 1977.

Bibliografía pasiva

Alcántara Almánzar, José: "Francisco Moscos Puello", Narrativa y sociedad en Hispanoamérica, Santo Domingo, Instituto Tecnológico de Santo Domingo, 1984, 52-55.

____________________: "Francisco Moscoso Puello",  Dos siglos de literatura dominicana (S. XIX-XX), vol. 1, Santo Domingo, Colección Sesquicentenario de la Independencia Nacional, 1996, 268-284.

Balaguer, Joaquín: "Francisco Moscoso Puello", Historia de la literatura dominicana, 7ma. ed., Santo Domingo, Editora Corripio, 1988, 275.

Collado, Miguel: "Francisco Moscoso Puello",  Apuntes bibliográficos sobre la literatura dominicana, Santo Domingo, Biblioteca Nacional, 1993, 258.

Contín Aybar, Néstor: “Francisco Moscoso Puello", Historia de la literatura dominicana, vol. 3, San Pedro de Macorís, Universidad Central del Este, 1984,179-180.

Diccionario enciclopédico dominicano, vol. 2, Santo Domingo, Sociedad Editorial Dominicana, 1988, 348-349.

Florentino de Nadal, Maritza: Acerca de Moscoso Puello y su novela Cañas y bueyes, Santo Domingo, Isla abierta, 22 junio de 1985, 14-15.

Gerón, Cándido: "Francisco Moscoso Puello",  Diccionario de autores dominicanos 1492-1994, 2da. ed., Santo Domingo, Editora Colorscan, 1994, 263.

Henríquez Ureña, Max: Panorama histórico de la literatura dominicana, 2da. ed., Santo Domingo, Librería Dominicana, 1965.

Lebrón Saviñón, Mariano: "Francisco Moscoso Puello", Historia de la cultura dominicana, vols. II y III, Santo Domingo, Edición Sesquicentenario de la Independencia Nacional, 1994, 1252, 1273, 1418, 1995, 1608, 1613, 1625, 1630.

Martínez, Rufino: "Francisco Moscoso Puello", De las letras dominicanas, 2da ed., Santo Domingo, Editora Taller, 1996, 52-56.

Moya Pons, Frank: "Francisco Moscoso Puello", Bibliografía de la literatura dominicana, Santo Domingo, Comisión Permanente de la Feria Nacional del Libro, 1997, 340.

Núñez, Manuel: “Cartas a Evelina”, en Hoy [Isla Abierta] 18 de febrero de 2001, 18-21.

Pimentel, Miguel: "Cañas y bueyes de Francisco Moscoso Puello", Ideología de la novela criolla, Santo Domingo, Universidad Autónoma de Santo Domingo, 1986, 161-171.

Rosario Candelier, Bruno: "Francisco Moscoso Puello", Tendencias de la novela dominicana, Santiago de los Caballeros, Universidad Católica Madre y Maestra, 1988.

Vallejo de Paredes, Margarita: "Francisco Moscoso Puello", Apuntes biográficos y bibliográficos de algunos escritores dominicanos del siglo XIX, Santo Domingo, Publicaciones AP, 1995, 129-133