Gonzalo Brenes

Música, Educación, Literatura, Panamá

Gonzalo Agustín Brenes Candanedo (1907-2003). Musicólogo, compositor, educador, promotor cultural y escritor  panameño del siglo XX.

Nació en David, distrito cabecera de la provincia de Chiriquí, República de Panamá, el 18 de mayo de 1907. En 1915 inició sus estudios de música en David, a los ocho años, con Elena Jované y Santiago B. Sosa, músico panameño educado en Milán.  En 1922 terminó sus estudios primarios, tras haber sido alumno de la señorita Clementina Gallegos F., de Abel Gómez, de Rosa Raquel Ríos, de Francisco Bernal y Félix Olivares C. En 1923 ingresó en el Instituto Nacional de Panamá, becado por el Gobierno Nacional.  Prosiguió sus estudios musicales con Nicolle Garay, Adriana Orillac y Rafael Estrada. Estos profesores lo propusieron ante el Estado para una beca de estudios de música, que le fue otorgada por el gobierno del presidente Rodolfo Chiari en 1925. Sin embargo, la beca fue aplazada hasta que terminase los estudios secundarios.  En 1927 se graduó en el Instituto Nacional de Panamá con el primer puesto de honor, y obtuvo el título de bachiller en Humanidades. En ese mismo año  partió para Alemania e ingresó en el Conservatorio de Leipzig, Sajonia, previo examen de aptitudes y conocimientos musicales. Allá hizo estudios de Teoría General, Dictado Musical, Piano Armonía, Contrapunto, Fuga, Formas Musicales, Historia de la Música, Lectura de Partituras y Composición.  Según declaraciones del mismo Brenes, fue su profesor de composición en Leipzig, quien lo animó a realizar investigaciones sobre la música panameña.

Retornó al país en 1931,  y se estableció en David, en donde trabajó como profesor del Colegio Metodista Instituto Panamericano.  Allí dictó clases de Música, Historia Nacional y Cívica. Ese mismo año fundó y dirigió el diario Adelante, en David. En 1932 fue electo diputado, primer suplente.

Se entrevistó entonces con el presidente Harmodio Arias y le explicó su situación: había estudiado música en Alemania con una beca nacional, deseaba compensar al país y no tenía ocupación en lo que había ido a estudiar. Entonces, Arias habló con Octavio Méndez Pereira y fue nombrado en el Instituto Nacional. Brenes quería trabajar en la Sección Normal, la que formaba los maestros, pues deseaba que su producción trascendiera de los maestros al pueblo panameño.

Durante ese período compuso un cancionero panameño para los niños, con la letra de los poemas de Ofelia Hooper, condiscípula suya del Instituto Nacional. Así, compuso la música de "Caballito moro" y "La paloma titibú", incluidas en su libro Tonadas del Trópico Niño.  También hizo una presentación en el aula máxima del Instituto Nacional con un coro de niños de primero y segundo año, en donde pidió al auditorio que quienes pudieran produjeran los textos para sus canciones, que serían finalmente, un regalo para los niños de Panamá. Rogelio Sinán, recién llegado de Europa, se ofreció inmediatamente a ayudarlo. En aquella reunión surgió la idea de La Cucarachita Mandinga, farsa infantil que consagró a Sinán (autor de la letra) y a Brenes (compositor de la música). Fue estrenada en el Teatro Nacional en 1937, gracias al Dr. José Dolores Moscote.  

Posteriormente Brenes fue trasladado a la Escuela Normal Juan Demóstenes Arosemena de Santiago de Veraguas, cuando era Presidente el Dr. Juan Demóstenes Arosemena. Luego se fue a David y a Costa Rica, donde estuvo trabajando en la escuela de niños Rafael Mora. Toda la vida estuvo componiendo canciones, y en Costa Rica empleó temas locales.

Según sus propias palabras, inspirado en los escritos de Narciso Garay, Brenes se planteó el interés por el estudio del folclore, junto con los profesores Manuel Zárate y su esposa Dora P. de Zárate. En los años cuarenta inició sus investigaciones etnomusicales. Utilizó 110 rollos de cinta magnetofónica para grabar, y según manifestó en algún momento, haber contribuido a que se conservara y se conociera la producción musical del panameño fue su mayor honor. Compuso su obra con el oído y el alma enriquecidos por el espíritu de la música panameña.

De 1953 a 1960 se desempeñó como Jefe de la Sección de Cultura y Educación Musical del Ministerio de Educación de Panamá. En 1953 fue nombrado Director Asesor del Instituto Nacional de Música, tras el cambio conceptual del plan de estudios del Conservatorio Nacional de Música y Declamación, que había sido dirigido por Alfredo de Saint Malo. Brenes compartió la dirección del Instituto Nacional de Música con Roque Cordero, quien fue nombrado Director Ejecutivo y con Jorge Luis McKay, Director Administrativo.

En los últimos años laboró como profesor en el Centro Regional Universitario de Chiriquí, más tarde Universidad de Chiriquí; en la Universidad Santa María la Antigua; y en el Colegio Nuestra Señora de los Ángeles de David. Seguía preocupado por qué no se perdieran las raíces de nuestro legado musical. Por tal razón, hasta el final enseñó y compartió con sus estudiantes todos sus conocimientos.

El miércoles 28 de junio del 2000, la Universidad de Panamá, por medio del Acuerdo del Consejo Académico Nº 28-00, aprobó el funcionamiento del Instituto de Estudios de Tradiciones Étnicas y Culturales (INESTEC) para estudiar, preservar y difundir las costumbres y tradiciones folclóricas e indígenas. Este Instituto, con sede en los edificios del Centro Regional Universitario de Veraguas, en la ciudad de Santiago, tuvo como primer director al maestro Gonzalo Brenes, quien participó activamente en la elaboración de los objetivos específicos, que comprenden, entre otros: realizar investigaciones acerca de temas relevantes de la cultura nacional, sobre todo los atinentes al folclore, la mitología, las tradiciones y las costumbres en general. También se delimitaron las áreas de investigación, que abarcan treinta y siete ejes temáticos, entre ellos, las danzas, bailes y teatro popular, folclore en general y música e instrumentos musicales.  

La producción de Brenes representa más de 150 obras musicales que van desde piezas para piano y otros instrumentos, música para ballet, canciones infantiles y la música de la farsa infantil La Cucarachita Mandinga. Su música es un producto de lo que él mismo define como nacionalismo musical.

Entre sus publicaciones sobresalen: La música en la antigüedad; Música y danza; El Teatro Nacional; Casa de la Cultura y Ofrenda Lírica. Están inéditos Historia de la Música en los Pueblos de la Antigüedad, El Teatro Nacional: Casa de la Cultura 1908-1958, El Mejoranero y el Diablo, Cancionero y Recado de la Saloma. En cuanto a las obras musicales están: "Seis piezas para piano", "Elegía al Pájaro Dela", para oboe y piano, "El pecado montuno", "Himno a la Juventud", "Cinco Cantos de Amor", "Patria", (poema para coro, con versos del poeta Ricardo Miró), "Cansancio", "Himno a la Paz", "Tonadas del Trópico Niño"; "Serenata Montuna", para clarinete en si bemol y piano,  "Soliloquio", para oboe solo, "La Novia", "Miedo", (canción con letra de Gabriela Mistral), "El Fantasma" y "Canto a la Madre".

Gonzalo Brenes fue un compositor musical que se destacó fundamentalmente en la investigación de las formas musicales, los instrumentos y a la traducción de la música de las provincias centrales a la música artística, especialmente (aunque no solamente) la que tiene como interlocutor al niño y al joven panameños.  Consiguió, con Sinán, con María Olimpia de Obaldía, con Ofelia Hooper, que la poesía (como ocurrió con el género lírico entre los pueblos antiguos), caminara de la mano con la letra, el ritmo y la música amada por los panameños. Comprendió que debía investigar, traducir y conservar el fondo cultural de la identidad panameña. Así lo hizo y dejó una herencia magnífica que debe ser reconocida y cultivada por las nuevas generaciones.  Junto a él y Sinán están Carlos Francisco Changmarín, y los ya mencionados Fernando y Dora Pérez de Zárate. Fueron intelectuales de vanguardia, cuya mirada diligente buscó lo que nos ofrecían los hombres y mujeres del Panamá profundo, y enfocaron en el niño y en los jóvenes el porvenir de lo panameño.

A los 95 años se le tributó un homenaje en la Biblioteca Nacional de Panamá, la cual se convirtió en depositaria de su vasta colección musical recogida en años de investigaciones. La empresa panameña Cervecería Nacional financió la recopilación de la colección de Música Folclórica Panameña -no con carácter comercial sino cultural- que reúne 85 discos compactos con las principales investigaciones etnomusicológicas realizadas por el maestro, y que ahora se pueden consultar en formato digital. Algunas piezas grabadas magnetofónicamente habían sufrido el deterioro del tiempo. 

El gobierno nacional condecoró a Gonzalo Brenes por su labor en pro de la cultura nacional, con la orden Manuel Amador Guerrero en grado de Gran Oficial en el mes de agosto de 2001.

Falleció en su provincia natal el 5 de enero de 2003, y su despedida estuvo llena de música, amor y mucho agradecimiento popular. Un sinfín de aplausos estalló cuando el féretro salía de la iglesia hacia la morada final. 

 

Obras musicales editadas

“Las voces matinales”, “Arrullos de hamaca” y “Rondas de niños”. Tres cuadernos de las Tonadas del trópico niño,  Editorial de México, en 1946. 

Himno pro-escuelas de las fronteras, Departamento de Cultura del Ministerio de Educación, Director Ramón H. Jurado. Panamá, 1951.

Tonadas del Trópico niño. Primer volumen, Ministerio de Educación, Panamá, 1955.

Cabanga. Arreglo coral del autor. Editado por el INAC, Panamá, 1958.

La Cucarachita Mandinga [Grabación en dos discos compactos] / Gonzalo Brenes Candanedo y Rogelio Sinán. Instituto Nacional de Cultura. Panamá, 1978.

Bibliografía activa

“Los instrumentos de la música folklórica e indígena de Panamá”. Trabajo presentado y leído por su autor en la Primera Conferencia Interamericana de Etnomusicología, celebrada en Cartagena de Indias en 1963, convocada por el Consejo Interamericano de Música de la OEA.

Recado de las salomas. Mensaje a Rosa Elvira Álvarez, en Los Ángeles, Caifornia

El álbum de Lilia Kant. Poemas juveniles. 1927

Cancionero. Libro de poemas de la nostalgia dedicado a la madre. Escrito en Leipzig, Alemania, en 1927-1930.

Obras en preparación cuando falleció Brenes

Mejoranas. Informe y relatos sobre la música mejorana en Panamá.

Obras publicadas

La música en la antigüedad. Folleto impreso en la imprenta de Benedetti Hermanos, Panamá, 1936.

“Música y danzas”. Trabajo histórico sobre la música culta y el ballet. En Panamá en 50 años de república, edición dirigida por Rodrigo Mirí. Edición Oficial, Panamá, 1953.

“Panorama de la música en Panamá”, en Edición conmemorativa del diario El Panamá América en el cincuentenario de la república, Panamá, 1953.

“La danza y el ballet en Panamá”, en Lotería, No. 10, 2da. época. Panamá, septiembre de 1956.

“El Teatro Nacional, casa de la cultura. 1908-1958", en Lotería No. 35, 2da. época. Panamá, octubre de 1957.

Programa de educación musical. Para el Primer Ciclo, el Ciclo de Bachillerato y el Ciclo Comercial, elaborado por Gonzalo Brenes C., miembro de la Comisión Revisora de Planes y Programas del Ministerio de Educación, Edición oficial, Imprenta Nacional-Orden 1554 del 6 de septiembre de 1957.

Ofrenda lírica. Libro de poemas dedicado a tres ancianos centenarios de la familia Candanedo. Edición privada de la Editora Chiriquí. David, Panamá, 1981.

Los instrumentos de la etnomúsica en Panamá. Vol. 9, Biblioteca de la Nacionalidad, Autoridad del Canal de Panamá, Panamá, 1999.

Bibliografía pasiva

Bonome R., Alfonso. ”Vida y obra del profesor Gonzalo Brenes Candanedo y la educación musical en Panamá”. Trabajo de Graduación (Lic.). Universidad de Panamá, Centro Regional Universitario de Chiriquí, Facultad de Humanidades, Escuela de Música, David, Panamá, 1993.

“Gonzalo  Chalo Brenes Candanedo: 100 años del nacimiento de una estrella”, en Revista Placacuatro: uniendo generaciones, Vol. 2 David, Chiriquí, Panamá, 2007.

Pittí, Dimas Lidio: “Gonzalo Brenes: del pentagrama a la saloma”, en Revista universidad, IV época, No.49 (jul.-sept. 1993), Imprenta Universitaria, Panamá, 1993.