Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC

Música, Cuba

Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC (GES, 1969-1977). Conjunto musical caracterizado por la búsqueda de novedosas sonoridades, por la actualización y el rigor técnico y artístico. Fue la fragua de la Nueva Trova Cubana.

Fundado en 1969 en el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC), por Alfredo Guevara, el Grupo de Experimentación Sonora tuvo como director y profesor a Leo Brouwer, y como compositores e intérpretes a Silvio Rodríguez, Noel Nicola y Pablo Milanés; a Sergio Vitier en la guitarra y a Eduardo Ramos en el bajo. Más tarde se le incorporaron Leoginaldo Pimentel, como batería; Emiliano Salvador en el piano, Leonardo Acosta en saxofón alto y fliscorno, Pablo Menéndez como guitarra, y Armando Guerra como director sustituto. Inició sus trabajos en 1970, y en 1974 ingresó en él Sara González. Posteriormente formarían también parte del Grupo Amaury Pérez, Norberto Carrillo y Carlos Fernández Averhoff.

Su modo de trabajar se caracterizó por insertar, uno dentro de otro, varios elementos aparentemente contradictorios, tales como los llamados elementos de la música moderna con los llamados cubanos; no sólo se mezclaron timbres, sino también células rítmicas. Así, se trabajó en la línea del rock, el jazz, la música brasileña y hasta el happening.

Sergio Vitier y Eduardo Ramos laboraron en la simbiosis de tambores auténticos, el tres y la bandurria, para asimilarlos y actualizarlos, haciendo con esos elementos sonoros música electrónica como la del documental Girón y el Noticiero Latinoamericano del ICAIC.

El interés del Grupo por la música brasileña provenía de su cercanía de propósitos. De ahí la importancia que tuvo la actuación de Pablo Milanés y Gilberto Gil en el festival de música Varadero’86, en el que cantaron juntos la pieza de Gil Chiclet con banana.

En cuanto al rock, en instrumentales de Pablo Menéndez se apreciaba su admiración por el sello del guitarrista John McLaughlin, y la pieza "El rey de las flores" recordaba, por la orquestación de Silvio Rodríguez, el lirismo de los Rolling Stones de esa época. No obstante, el rock en el GES tuvo un lenguaje nacional, logrado también en "Porque somos" y "Un hombre se levanta", ambas interpretadas por Sara González, y en "Éramos", de Pablo Milanés.

Por otra parte, la presencia de Leonardo Acosta, perseverante cultor del jazz, más la sólida formación de Vitier en el género, le propiciaron un desarrollo que se manifestó en piezas como "Contradanza", primera composición del pianista Emiliano Salvador, en la que la improvisación jazzística dialogaba con la influencia de Manuel Saumell de modo orgánico.

El Grupo de Experimentación realizó la música para los filmes Al sur de Maniadero, Médicos mambises, La primera carga al machete, Columna Juvenil del Centenario, Once x Cero, Testimonio, Un viaje, El hombre de Maisinicú, Girón y Anatomía de un accidente, en 1970; para los documentales Por accidente, Proa al enemigo y Sobre un primer combate (música de Eduardo Ramos y el GES), Taller de Línea y 18, Tecnológico (música de Pablo Menéndez y GES), en 1971; El agua, Año uno, Atención prenatal, La basura, Introducción a Chile, No tenemos derecho a esperar, Los pinos nuevos (música de Emiliano Salvador y GES), Relatos de un estudiante vietnamita (música de Silvio Rodríguez y GES), Un reportaje sobre el tabaco, Rodeo, Vanguardia en la isla (música de Pablo Milanés y GES), en 1972; La nueva escuela, Primera escuela del proletariado (música de Sara González y GES), El programa del Moncada, El signo de estos tiempos (música de Emiliano Salvador y GES), en 1973; El Huerto y Varadero, en 1974; Crónica de la victoria, Después de la jornada, En el puerto, Nace una comunidad (música de Silvio Rodríguez y GES), Reportaje a una canción (música de Eduardo Ramos y GES), en 1975; CDR (música de Eduardo Ramos y GES), en 1977; y Sólo un pueblo en revolución (música de Sara González y GES), en 1978.

El Grupo de Experimentación Sonora trabajó en diversas proyecciones; todas, empero, presididas por la experimentación, la actualidad y el rigor técnico y artístico, que resultaban de la influencia de los maestros que tuvieron a cargo su formación profesional: Leo Brouwer, Federico Smith, Gerónimo Labrada y Juan Elósegui.

El documentalista Santiago Álvarez, que frecuentemente recurrió al GES, en una ocasión le solicitó con urgencia la música para varias secuencias. En una sola sesión de grabación, y luego de “ver” las imágenes por las descripciones del propio director, sin recurrir a la moviola, cuatro músicos improvisaron sobre melotipos de ragas hindúes que proponía Leo Brouwer en la guitarra. El resultado fue sorprendentemente eficaz, en escenas que denunciaban la miseria y el drama de los campesinos despojados de sus tierras en tres continentes.

Cuando en 1977 el GES se disolvió, dejaba un saldo positivo, tanto cuantitativo como cualitativo, en la música cubana, y, en pleno vigor, uno de los movimientos artísticos más importantes de la música del país en el siglo XX: la Nueva Trova.

 

Bibliografía

Acosta, Leonardo: "Presencia del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC", en El Caimán Barbudo (89), La Habana, abril de 1975.

______________: Del tambor al sintetizador [2da. ed.], Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1989.

Calderón González, Jorge: Nosotros, la música y el cine, Universidad Veracruzana, Xalapa, 1997.

Díaz, Clara: Sobre la guitarra, la voz. Una historia de la nueva trova cubana, Editorial Letras Cubanas, La Habana,1994.

Giro, Radamés: Diccionario enciclopédico de la música en Cuba. (2da. ed.), Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2009.

Lee, Susana: "Entonces y ahora del Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC",en Música (39), La Habana, 1973.

Sarusky, Jaime: Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC. Mito y realidad, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2005.

Vilar, Guillermo: "G.E.S. (II)", en El Caimán Barbudo (254), La Habana, 1989.