Guayana francesa

Guayana francesa

Nombre oficial: Guayana francesa

Capital: Cayena

Localización geográfica:

Situada en América del Sur, la Guayana francesa mira hacia el Caribe. Se localiza entre el 2do y el 5to paralelos de latitud norte y entre el 52 y  54 de longitud Oeste.

Forma parte del conjunto geográfico de la meseta de las cinco Guayanas, una región de América del Sur que bordea el Atlántico, entre el Orinoco y el Amazonas.

Las fronteras naturales de la Guayana con otros territorios son los ríos Maroni, el Awa y el Itany al oeste, que forman la frontera con Surinam. El río Oyapock, al este, la separa de Brasil. Los montes Tumuc-Humac están situados al sur. Al norte, una banda costera con un ancho de 15 a 50 Km se extiende a todo lo largo de la costa atlántica. Con la excepción de la banda del litoral, formada por sabanas, el 90% de su superficie está cubierto por la selva virgen.

Superficie y topografía : 91 000 km2

Himno

La Marsellesa

Marchemos, hijos de la patria, 

Que ha llegado el día de la gloria 
El sangriento estandarte de la tiranía 
Está ya levantado contra nosotros (bis) 
¿ No oís bramar por las campiñas 
A esos feroces soldados? 
Pues vienen a degollar 
A nuestros hijos y a nuestras esposas 

¡ A las armas, ciudadanos! 
¡ Formad vuestros batallones! 
Marchemos, marchemos, 
Que una sangre impura 
Empape nuestros surcos. 

¿ Qué pretende esa horda de esclavos, 
De traidores, de reyes conjurados? 
¿ Para quién son esas innobles trabas 
y esas cadenas 
Tiempo ha preparadas? (bis) 
¡ Para nosotros, franceses ! Oh, qué ultraje ! (bis) 
¡ Qué arrebato nos debe excitar! 
Es a nosotros a quienes pretenden sumir 
De nuevo en la antigua esclavitud 
¡ Y qué ! Sufriremos que esas tropas extranjeras 
Dicten la ley en nuestros hogares, 
Y que esas falanges mercenarias 
Venzan a nuestros valientes guerreros? (bis) 
¡ Gran Dios ! Encadenadas nuestras manos, 
Tendríamos que doblegar las frentes bajo el yugo! 
Los dueños de nuestro destino 
No serían más que unos viles déspotas. 
¡ Temblad ! tiranos, y también vosotros, pérfidos, 
Oprobio de todos los partidos! 
¡ Temblad ! Vuestros parricidas proyectos 
Van al fin a recibir su castigo. (bis) 
Todos son soldados para combatiros. 
Si perecen nuestros héroes. 
Francia produce otros nuevos 
Dispuestos a aniquilaros. 
¡ Franceses, como magnánimos guerreros 
Sufrid o rechazad los golpes ! 
Perdonad estas pobres víctimas 
Que contra su voluntad se arman contra nosotros. 
Pero esos déspotas sanguinarios, 
Pero esos cómplices de Bouillé, 
Todos esos tigres que, sin piedad, 
Desgarran el corazón de su madre ... 
Nosotros entramos en el camino 
Cuando ya no existan nuestros mayores ; 
Allí encontraremos sus cenizas 
Y la huella de sus virtudes. (bis) 
No estaremos tan celosos de seguirles 
Como de participar de su tumba ; 
¡ Tendremos el sublime orgullo 
De vengarles o de seguirles ! 
¡ Amor sagrado de la patria, 
Conduce y sostén nuestros brazos 
vengadores ! 
¡ Libertad, libertad querida, 
Pelea con tus defensores (bis) 
¡ Que la victoria acuda bajo tus banderas 
Al oír tus varoniles acentos ! 
¡ Que tus enemigos moribundos 
Vean tu triunfo y nuestra gloria !

División político-administrativa:     

La Guayana está dividida en dos distritos, el de Cayena, formado por 16 cantones y el de Saint-Laurent du Maroni que tiene 7 cantones. Una nueva comuna fue creada el 31 de diciembre de 1988 en el segundo distrito, la comuna de AWALA-YALIMAPO, resultado de la separación de la comuna de MANA.

Sistema de gobierno : Como Martinica y Guadalupe, la Guayana francesa recibe diversas denominaciones : región mono- departemental de Ultramar de la República francesa, Departamento francés de América y región ultra-periférica de Europa.

Lengua oficial : francés

En Guayana se hablan numerosas lenguas: lenguas autóctonas o creoles, así como otras lenguas resultado de la migración caribeña, latinoamericana y oriental.   

Lenguas amerindias. Las lenguas autóctonas pertenecen a tres familias lingüísticas: caribe, tupi-guaraní y arawaka, y son habladas por aproximadamente el 5 % de la población. Son el l’arawak o lokono, el émérillon o teko, el kali’na o kalihna, el palikur, el wayana y el wayampi.

Lenguas creoles con base lexical francesa. Son lenguas habladas por los franceses procedentes de las Antillas, que representan el 5 % de la población guayanesa. Entre ellas, el creole guayanés, lengua materna de aproximadamente un tercio de la población, y que es lengua de relación en varias regiones. El creole haitiano, hablada por una población de origen haitiano que representa, según las fuentes, entre el 10 y el 20 % de la población guayanesa. El creole martiniqueño, el creole guadalupeño y el creole de Santa Lucía, esta última hablada actualmente por menos del 1% de la población.

Lenguas creoles de base lexical inglesa. Variedad de lenguas (Easter Maroon Creoles) habladas por los negros cimarrones que huyeron de las plantaciones de Surinam en el siglo XVIII. Son las primeras lenguas de los cimarrones que históricamente formaron parte de la población guayanesa o de inmigrantes recientemente llegados de Surinam. Son habladas por más de un tercio de la población guayanesa. Tienen también la función de lenguas vehiculares (o de relación) en el oeste. Son éstas el  aluku, el ndyuka, el pamaka y el sranan tongo. Esta última es lengua vehicular del vecino Surinam, y lengua materna de una pequeña parte de la población guayanesa, sobre todo en el oeste, donde sirve también de lengua vehicular. El aluku, el ndyuka y el pamaka son consideradas variedades dialectales de una misma lengua, el  nenge (en aluku y pamaka) o nengee (en ndyuka).

Una lengua creole de base inglesa (parcialmente re-lexicalizada en portugués) el saamaka, hablada por los negros cimarrones originarios de Surinam pero radicados en Guayana desde cierto tiempo atrás.

Variedades de lenguas europeas: El francés, lengua oficial, lengua de escuela y lengua materna del 10 % de la población proveniente de la metrópoli y parcialmente vehicular en la Guayana. El portugués de Brasil, lengua hablada por una inmigración brasileña estimada entre 5 y 10 % de la población guayanesa, y que tiene una función vehicular en el este. El inglés de la Guyana (anglófona), hablado por una inmigración proveniente de la vecina Guyana, estimado que concierne el 2 % de la población. El holandés, lengua hablada por una parte de la inmigración de Surinam, inicialmente escolarizada en esa lengua. El español, lengua hablada por una ínfima parte de la población originaria de la República dominicana y de otros países de América latina (principalmente Colombia y Perú). 

Lenguas asiáticas : el hmong, lengua hablada por una población originaria de Laos, llegada a Guayana en los años 70 del pasado siglo XX, y representa el  1 % de la población, el chino (hakka y cantonés) , variedades de lengua habladas por una inmigración de origen chino llegada a la Guayana a inicios del siglo XX.

Moneda: Euro

Población total: 260 000 habitantes

Densidad demográfica: La densidad en esta región es de un habitante por kilómetro cuadrado. El litoral está densamente poblado pero el interior de las tierras – el hinterland- casi no está poblado.   Se percibe una fuerte densidad de población en las zonas litorales. La población se concentra principalmente alrededor de Cayena-ciudad cabecera de la Guayana-, Rémire Montjoly, Matoury, Kourou y Saint-Laurent du Maroni.

Fiesta nacional: el 14 de julio, fiesta nacional francesa y el 10 de junio, conmemoración de la abolición de la esclavitud.

Breve sinopsis histórico-cultural:

El término "Guayana" es de origen indígena. En el dialecto  guanao, el de la población indígena del delta del Orinoco,  guai significa "nombre", ¨"denominación", yana es una negación. Guayana significaría entonces "sin nombre", lo que no se puede nombrar. La Guayana sería así la tierra que no se atreve uno a nombrar, la tierra sagrada, la morada del Ser supremo.

En 1498, cuando tocó por primera vez esas tierras, Cristóbal Colón la llamó "La Tierra de los Parias".

Francia comenzó la colonización de este territorio  en 1604, pero la colonización no se organizó hasta el reino de Luis XIV (segunda mitad del siglo XVII). Rápidamente fracasó, pues los colonos fueron víctimas de enfermedades y de enfrentamientos con los amerindios. Los sobrevivientes, algunos centenares de hombres, se refugiaron en tres islas que podían verse desde la costa y que ellos llamaron "Islas de la salvación". Cuando por fin lograron regresar a Francia,  narraron historias terribles sobre su estancia en la Guayana, historias que se convirtieron en leyenda negra sobre esta colonia.

A la muerte de Robespierre, en 1794, fueron enviados a la Guayana 193 de sus partidarios. Luego siguieron otros, políticos destituidos, periodistas y condenados de la justicia francesa. Se procedió a establecer plantaciones a lo largo de las franjas de tierra menos infectadas, cerca de los ríos y en las zonas libres de enfermedades, y se trajeron esclavos africanos para trabajar la tierra. La producción de las plantaciones, si bien no alcanzó el rendimiento de las otras colonias americanas, trajo un relativo desarrollo económico.  En 1848, en el momento de la abolición de la esclavitud, numerosos ex-esclavos se refugiaron en los bosques y constituyeron poblaciones autónomas.

Las zonas de presidio se establecieron oficialmente en este territorio desde 1852. Con el objetivo de poblar la colonia, varias leyes se aprobaron después para obligar a los prisioneros a permanecer en el territorio una vez cumplida su condena. Pero esas medidas no tuvieron el resultado esperado, ya que los antiguos prisioneros, desprovistos de todo y abandonados a ellos mismos, se veían obligados al hurto o al asesinato para sobrevivir, o fallecían en breve tiempo.

Los guayaneses participaron en la Segunda guerra mundial uniéndose a las Fuerzas francesas libres.

Como las otras colonias francesas de América la Guayana francesa se convirtió en Departamento francés de Ultramar  el 19 de marzo de 1946, aunque el presidio no fue oficialmente cerrado hasta  1951.

Con la llegada de los socialistas al poder en Francia, se votará la ley de descentralización en 1982, y será creada la región de la Guayana, que se integra a las  22 regiones de la Francia metropolitana.

El 1ro de diciembre de 1999 se firma la Declaración de Basse-Terre. Los presidentes de Región de los Departamentos franceses de América  (D.F.A.) proponen al presidente de la República y al gobierno una modificación legislativa, léase constitucional, que pretende crear un nuevo status para las Regiones de Ultramar, dotado de un régimen fiscal especial para Guadalupe, la Guayana y Martinica, en el marco de la república francesa, por una parte, y de la Unión europea, por otra parte. (artículo 299-2 del Tratado de Amsterdam).

Con un desarrollo lento y limitado, la Guayana ha podido mirar hacia el futuro gracias a la instalación en su suelo de la base de lanzamiento de satélites de la Agencia Espacial Europea, en el Centro espacial guayanés instalado en la ciudad Kourou en 1975. Actualmente, otra base de lanzamiento de satélites rusos ha sido instalada en la Guayana.

Para la construcción del centro espacial de Kourou, las autoridades francesas hicieron venir numerosos inmigrantes de América del Sur, muchos de los cuales se quedaron en Guayana y constituyen hoy  una parte importante de la población del territorio.    La presencia en suelo guayanés de numerosos ingenieros y técnicos europeos junto a sus familias, constituyó un aporte demográfico importante que dinamizó la economía del territorio. Otros inmigrantes, haitianos, brasileños, provenientes de Santa Lucía, fueron atraídos a inicios del siglo XX con el propósito de buscar oro. Tras la erupción de la Montagne Pelée en 1902, numerosos martiniqueños se instalaron también en la Guayana.  

A pesar de su pequeña población, la Guayana ha dado a Francia y al mundo varias personalidades de muy alto nivel. Es el caso de Félix Eboué, antiguo gobernador del África occidental francesa y personalidad decisiva para el triunfo de los Aliados en ocasión de la Segunda guerra mundial.   También Gaston Monnerville, presidente del Senado de la República francesa bajo la presidencia del General De Gaulle. León Gontran Damas, el poeta de la negritud, fue también hijo de la Guayana. Christiane Taubira, diputada guayanesa que elaboró la ley que reconoce la esclavitud como crimen contra la humanidad, fue nombrada ministro de Justicia y en el gobierno socialista de  François Hollande.