Hermanas Martí

Música, Cuba

Dúo Hermanas Martí. El más representativo dúo de la música tradicional cubana. Merecedoras de la Distinción por la Cultura Nacional.

El dúo de las Hermanas Martí que estuvo integrado por Berta Martí Valdés, voz prima y guitarra (La Habana, 4 de julio de 1919- 22 de diciembre de 2002) y Amelia Martí Valdés, voz segunda y guitarra (La Habana, 5 de octubre de 1922) se dio a conocer en 1938 a través del programa radial La Corte Suprema del Arte, en el que interpretaron la criolla-bolero del compositor Ernesto Lecuona, "Como arrullo de palmas", que se convirtió desde entonces en el tema de sus presentaciones habituales.

Desde pequeñas, Berta y Amelia sintieron una especial vocación por la canción cubana pues en su hogar se escuchaban cotidianamente, a través de un viejo fonógrafo, las interpretaciones de famosos cantantes y trovadores de la época; se organizaban tertulias a las que asistían el maestro Gonzalo Roig y los trovadores Sindo Garay y Manuel Corona y ellas eran asiduas asistentes a los recitales de música que se organizaban en la capital habanera.

Comenzaron los estudios musicales en el poblado de Remedios en la provincia de Villa Clara a donde habían sido trasladas por sus padres siendo aún niñas, y al regresar a la capital habanera recibieron clases de piano, teoría y solfeo en la Academia Municipal de Marianao con las profesoras Hilda Valdés y Grace York.

Amelia inició posteriormente estudios de guitarra con un miembro de su familia; los continuó con Rafael Sosa, guitarrista panameño residente en Cuba con quien el dúo preparó un repertorio de música latinoamericana en los primeros años de su creación, y se graduó de nivel medio en la especialidad de guitarra en el Conservatorio Municipal de Música de La Habana (hoy Escuela de Música Amadeo Roldán) donde obtuvo el Premio Alcaldía por su excelente interpretación de los Choros de Heitor Villalobos.

Todos estos estudios se ampliaron y enriquecieron con el magisterio de la pianista y compositora Isolina Carrillo, quien fuera, además, repertorista del dúo durante la década de 1940; con las enseñanzas de Amelia quien inició a su hermana Berta en la técnica de la guitarra acompañante; y con los vínculos profesionales establecidos con María Teresa Vera, Sindo Garay, Manuel Corona, Rosendo Ruiz y Alberto Villalón, entre otros notables trovadores. Tales vínculos les permitieron conocer y aprender las obras directamente de sus propios creadores, y estudiar sus diferentes estilos hasta encontrar el propio y el que definiría a la agrupación. Recibieron, además, la asesoría técnica de Ernesto Lecuona y Rodrigo Prats, lo que contribuyó a depurar aún más la calidad interpretativa del dúo.

Mantuvieron por varios años diversos programas radiofónicos como Canciones de otros tiempos, Voces y Guitarras, Canciones del ayer, Canta el recuerdo, El humo del recuerdo, Casino de la alegría y Álbum Philips. Y en la televisión cubana, Álbum de Cuba.

Ofrecieron recitales en teatros de la capital y el interior del país, e hicieron presentaciones en casas de cultura, escuelas y cooperativas.

Estuvieron presentes en los Encuentros Provinciales y Nacionales de la Trova, en los Festivales de la Guaracha y de Arte Popular y en todos los eventos artístico-musicales dedicados a revalorizar y divulgar la canción cubana.

Realizaron giras artísticas a México y Estados Unidos, y compartieron celebridad y aplausos con prestigiosas figuras de la talla de Eliseo Grenet, Gonzalo Roig, Esther Borja y otras personalidades del canto lírico.

Su repertorio interpretativo fue muy extenso y se nutrió de todas las especies genéricas integradoras de la cancionística cubana y del danzón, así como de las creaciones de numerosos compositores nacionales como Eliseo Grenet, Gonzalo Roig, Ernesto Lecuona, Orlando de la Rosa, Eduardo Saborit y Marta Valdés, entre otros notables autores.

Fueron acreedoras de las máximas distinciones culturales del país, entre los que se destacan, la Medalla Alejo Carpentier y la Distinción por la Cultura Nacional.

Marta Valdés escribió en homenaje a los cuarenta años de vida artística del dúo que con el vigor y la transparencia de sus voces, el acento de sus guitarras, las Hermanas Martí encontraron la forma de trasmitir la esencia de nuestra canción tradicional y han contribuido a fijar, a definir, el estilo interpretativo que caracteriza a esta expresión popular.

 

Discografía

(LP-KUBANEY): Aquellos tiempos. Hermanas Martí con orquesta de Humberto Suárez.

(LP-PANART): Así cantaba Cuba. Vol. I.

(LP- AREÍTO): Historia de la trova. Vol II, Antología de Manuel Corona, Música de Rosendo Ruiz.

Bibliografía

Betancourt, Lino: “Dúos de hermanas en la trova”, en Revista Clave, año 7, nos. 1-2, pp. 70-72, La Habana, 2005.

Díaz-Ayala, Cristóbal: Cuba canta y baila. Discografía dela música cubana 1925-1960, pp. 67-70, Ed. Florida International University, Miami, Estados Unidos, 2002.

Rivera Novás, Germán: Dúo Hermanas Martí, Folleto, Museo Nacional de la Música, La Habana, 1988.

Valdés, Alicia: Con música, textos y presencia de mujer. Diccionariode mujeres notables en la música cubana, pp. 228-229, Ediciones Unión, La Habana, 2005.

Valdés, Marta: Donde vive la música, p. 118, Editorial Unión, La Habana, 2004.