Iván Pedroso

Deporte, Cuba

Iván Pedroso Soler (1972). Atleta cubano, especialista en salto de longitud. Campeón olímpico en Sydney 2000, poseedor de Grand Prix y medallista en Juegos Mundiales Universitarios, Panamericanos y Centroamericanos, títulos que lo convierten en uno de los mejores atletas en la historia del deporte de la Isla.

Iván Pedroso nació el 17 de diciembre de 1972 en la ciudad de La Habana. Se inició en las carreras de fondo a los once años de edad y, aunque practicó baloncesto, fútbol, natación y  béisbol, mostró temprano sus posibilidades para el salto largo. Su descubridor, mientras cursaba estudios en la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE), fue el afamado preparador Milán Matos, quien lo entrenó durante casi dos décadas, durante toda su fructífera carrera deportiva.

A sus dieciséis años, Pedroso ya alcanzaba 7,43 metros de altura, y, dos años después, logró una marca de  8,06 metros.

En los Juegos Deportivos Panamericanos de La Habana, en 1991, alcanzó  medalla de bronce, gracias a un salto de 7,96 metros.

Participó en los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992, donde terminó en cuarto lugar con marca de 8,11 metros. En  los Juegos Olímpicos de Atlanta de 1996, después de haber sufrido una intervención quirúrgica en una de sus rodillas, terminó en duodécimo lugar, con marca de 7,75 metros.

Por fin, en los Juegos Olímpicos de Sydney, Australia, en el año 2000, logró un salto de 8,55 metros en apretada porfía,  que le valió  medalla de oro.

En 1993 había logrado su primera corona en Campeonato Mundial Bajo Techo, Toronto, Canadá, al imponerse con registro de 8,23 metros, y la segunda dos años después, en  Gotemburgo, Suecia, con un salto de 8,70 metros.

Ese año, en una competición en Sestriere, Italia, consiguió una marca de 8,96 metros, que superó por un centímetro el récord mundial implantado por Mike Powell en 1991 en Tokio. En los llamados Campeonatos Mundiales Bajo Techo correspondientes al año 1999, celebrados en Maebashi, Japón,  Pedroso llegó a su cuarto título de oro, con una marca de 8,62 metros. En la siguiente cita de campeonatos bajo techo en Lisboa, Portugal, en 2001, conquistó su quinta corona, al alcanzar 8,43 metros.

Conquistó medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, Argentina, en 1995;  en los de Winnipeg, Canadá, en 1999, y en los de Santo Domingo, República Dominicana, en 2003.

En los Juegos Olímpicos de Atenas, en 2004, terminó en séptimo lugar, con un registro de 8,23 metros.

Iván Pedroso había resultado imbatible en veintiséis competencias consecutivas, desde 1995 hasta enero de 1996. Con tope personal de 8,71 metros, el esforzado saltador retomó en 1997  su forma, hasta alcanzar ochenta y cuatro triunfos en noventa y nueve competencias internacionales, hasta el año 2001; pero el cuarto lugar que alcanzó, con una discreta marca de 7,86 metros, en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, en 2007, determinó su exclusión del Campeonato Mundial de Osaka de ese mismo año. No obstante, en propio 2007 fue incluido en el Salón de la Fama del Atletismo,  siendo el primer cubano en lograr tal distinción. 

Fue exaltado al Salón de la Fama de la Confederación Centroamericana y del Caribe de Atletismo en diciembre de 2015. 

 

Bibliografía

González, Luis Gustave y Milán Matos: Iván Pedroso. La talla del talento, Ed. Deportes, La Habana, 2004.