Luis Palés Matos

Literatura, Puerto Rico

Luis Palés Matos (1898-1959). Poeta puertorriqueño, considerado uno de los máximos exponentes de la poesía afroantillana.  Fundó, con José Isaac de Diego y Padró, el "diepalismo", movimiento vanguardista basado en la sonoridad y musicalidad de los versos. 

Luis Palés Matos nació el 20 de marzo de 1898 en Guayama, Puerto Rico.  Sus padres, Vicente Palés Anés y Consuelo Matos Vicil, poetas de la escuela romántica, favorecieron la inclinación de sus hijos por la literatura.  Cursó estudios primarios y secundarios en Guayama.  A los dieciséis años se inició como editor en una revista escolar, y colaboró en periódicos locales. En  1915 publicó el volumen Azaleas, en el que reunió varios de los poemas antes publicados en periódicos y revistas de Guayama, Fajardo y San Juan, y agregó otros nuevos. Este primer poemario -en el que afloran la perfección y la seguridad que caracterizarían la obra de Luis Palés- se identifica, por sus temas y su técnica, con la etapa inicial del tardío modernismo puertorriqueño y revela influencias de Rubén Darío, Julio Herrera Reissig y Leopoldo Lugones, aunque en él perdura algo de la poesía romántica y clásica de Vicente Palés y Consuelo Matos. La maestría en la expresión y los temas que caracterizan este libro serían continuamente ratificados en la obra posterior de Luis Palés.

En medio de la difícil situación económica de la época y por la crisis familiar que siguió a la muerte de su padre, Luis Palés abandonó los estudios secundarios, que jamás reanudó. Se empeñó en conseguir trabajo remunerativo, y desde entonces su formación sería autodidacta.  Durante su vida desempeñó las más variadas ocupaciones: ayudante de abogado, aprendiz de dibujante en una oficina gubernamental, maestro rural, jefe de correos, funcionario público, etc.  Otro de sus intereses fue la actuación, que representó una de sus tantas fuentes de ingresos. Como periodista, colaboró en publicaciones comerciales y literarias de Guayama, Fajardo, Ponce y San Juan; fue redactor de las revistas Pancho Ibero, de Guayama y Juan Bobo, de San Juan; cronista social y posteriormente director de El Pueblo,  y cofundador de la Revista de Indias, con su amigo Luis Muñoz Marín.

En 1918 contrajo matrimonio con Natividad Suliveres y se trasladó a la ciudad de Fajardo.  Fue allí donde dirigió el periódico El Pueblo y cultivó poesía de temática jíbara. La muerte de su esposa en 1919 lo marcó profundamente y propició su segundo libro de poemas, El palacio en sombras (1919), que no publicara en vida.  Este libro revela influencias de Edgar Allan Poe, con preferencia por la tríada de misterio, amor y muerte; a él pertenece "Dreamland", que recrea el poema de Poe del mismo nombre.  Palés se marchó a San Juan, donde en 1930 se casó con María de Lourdes Valdés Tous, a quien dedicó el poema "Versos para María".

Una vez establecido en San Juan, Palés se involucró en el ambiente intelectual capitalino. Asistía regularmente a las tertulias del Ateneo Puertorriqueño, departía en las noches, en el restaurante La Mallorquina, con relevantes escritores como Nemesio R. Canales, Alfonso Lastra, Luis Muñoz Marín,  José Enrique Gelpí y José I. de Diego Padró;  colaboraba con los periódicos El Imparcial y El Mundo y las revistas Puerto Rico Ilustrado y La Semana. Junto a José I. de Diego gestó el primer movimiento de vanguardia en Puerto Rico, el "diepalismo" -palabra compuesta por la combinación de los apellidos de ambos poetas-, cuya  propuesta era un estilo poético que priorizara la eufonía. Para ello se valían de recursos cargados de tono irónico y ajenos a la retórica tradicional; emplearon ritmos insistentes, aliteraciones, jitanjáforas y, sobre todo, onomatopeyas. El primero de los poemas diepálicos suscrito por ambos amigos, "Orquestación diepálica", se publicó en El Imparcial el 7 de noviembre de 1921, junto a una nota que indicaba el conocimiento que ambos tenían de las poéticas renovadoras europeas. 

En 1924 Luis Palés se insertó en el llamado Grupo de los Seis, que apoyaba y difundía las ideas innovadoras de la poesía de postguerra.  A partir de entonces se afilió a la política, integrándose a la Alianza Puertorriqueña -en la que llegaría a ocupar las secretarías de Cámara y Senado- y a la lucha por la independencia de Puerto Rico, en calidad de orador activo.

En 1925 publicó Canciones de la vida media, libro de estilo mucho más maduro que, al igual que los anteriores, se inserta todavía en la poética del Modernismo, aunque ya apunta a la renovación que sufriría con posterioridad. En algunos poemas son perceptibles las huellas de Antonio Machado y de los simbolistas franceses. Este libro recoge composiciones como "Topografía", "El Pozo", "Pueblo", "Claro de Luna" y, en sección aparte, sus primeros poemas afroantillanos. Al año siguiente su estilo se orientó decididamente hacia esta poética con "Pueblo negro", aparecido en el periódico La Democracia

En 1937 apareció Tuntún de pasa y grifería, su obra cumbre dentro de la poesía afrocaribeña, en el cual se revaloriza la cultura de raíz africana dentro de la literatura puertorriqueña, haciendo énfasis en la sonoridad del verso como elemento característico de identidad, remedo de la musicalidad del tambor, lo cual influyó sobre importantes autores que cultivarían el género, como el cubano Nicolás Guillén, el norteamericano Langston Hughes y los poetas francoantillanos Leopold Senghor y Aimé Césaire.  En Tuntún de pasa y grifería destaca la estructura externa: un poema inicial, "Preludio en boricua", seguido de tres partes que el poeta titula Tronco, Rama y FlorTronco hace referencia a lo ancestral, a lo africano en su estado primigenio: danza, ritmo, temperamento;  en Rama los poemas aluden al trasplante del negro a las Antillas y sus resultados; Flor incluye poemas donde Palés pondera las Antillas mulatas y describe el paisaje tropical. Este libro mereció el Primer Premio de Literatura del Instituto de Literatura Puertorriqueña, y su éxito trascendió las costas de la isla para insertarse en los círculos literarios de las Antillas y Latinoamérica.  Después el artista abandonó la poesía negra para ensayar nuevas y diferentes temáticas que recoge en Poesías (1915-1956), primera antología de Luis Palés, la cual le merevió un nuevo reconocimiento.   

La poesía de Luis Palés está se vincula a la cultura antillana y concretamente, a la puertorriqueña, pero no solo porque aparezcan en ella continuas referencias al paisaje, la geografía, la historia y la lengua, sino además porque su obra representa un acto reivindicativo de identidad. Por esta razón ha merecido la admiración y la atención de la crítica.

La novela inconclusa Litoral: Reseña de una vida inútil fue publicada por entregas en el semanario de la Universidad de Puerto Rico y en el Diario de Puerto Rico.  Es un  libro de memorias de la adolescencia y primera juventud del escritor, contadas en primera persona por Manuel Pedralves, alter ego del propio Luis Palés en su juventud en Guayama.  En él se describe el ambiente pueblerino, monótono, pobre, que conduce inevitablemente al tedio en una sociedad inmóvil, donde el ser humano no puede llegar a realizarse.  En este sentido, en Litoral encontramos asuntos ya tratados en poemas como  "Pueblo" y "Voz de lo sedimentario y monótono". En el proyecto inicial, la acción narrativa se diseñó para cuatro libros, de veinte capítulos cada uno.  Palés escribió los veinte capítulos del primer libro, La Tierra, y nueve del segundo, Los seres, pero no llegó a escribir los once restantes de este, ni los libros tercero (Las Pasiones o la batalla) y cuarto (El guiñapo o la vida inútil).  También proyectó dos dramas en tres actos, Mar-Gruesa y Johnny Smith Jr.; del primero solo pudo terminar el primer acto.  En estas obras, como en sus poemas, exhibe un depurado dominio del idioma español así como de sus posibilidades expresivas, a la vez que denuncia, con pinceladas de humor, la situación política de Puerto Rico y la imperfección de sus estructuras socioeconómicas.

En las décadas de 1940 y 1950 Luis Palés ofreció conferencias, lecturas y coloquios en distintos ámbitos. En Estados Unidos participó en muchas presentaciones de sus obras y fue laureado por varias instituciones culturales y universidades norteamericanas. Durante los últimos diez años de su vida estuvo adscrito a la Facultad de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico, donde ejerció como conferenciante, y fue nombrado poeta residente en 1944. En este período su poesía, abocada a lo sencillo y lo espiritual, desbordaba gran lirismo y un universo interior de acentuada sentimentalidad y mayor madurez.  

Luis Palés murió el 23 de febrero de 1959 en Santurce, Puerto Rico, víctima de un infarto.

 

Bibliografía activa

Azaleas (poesía, 1915)

El palacio en sombras (poesía, 1924)

Canciones de la vida media (poesía, 1925)

Tuntún de pasa y grifería (poesía, 1937)

Litoral. Reseña de una vida inútil (novela, 1949)

Poesía. 1915-1956 (1957)

Bibliografía pasiva

Arce de Vázquez, Margot: "Introducción", en Luis Palés Matos: obras, Editorial de La Universidad de Puerto Rico, t.II, 1984.

___________________________: "Prólogo", en Poesía completa y prosa selecta, Biblioteca Ayacucho, Caracas, 1978.

Castro de Moux, María E:  La negritud de Luis Palés Matos: poesía para las descolonización cultural de los pueblos antillanos. University of the South, New Orleans, LA, 1999.

De Onís, Federico: Luis Palés Matos, Vida y Obra, Bibliografía, Antología, Universidad Central de Las Villas, Santa Clara, 1959.

Díaz Quiñones, Arcadio: El almuerzo sobre la hierba (Lloréns Torres, Palés Matos, René Marqués), Ediciones Huracán, Río Piedras, 1982.

López Baralt, Mercedes (Ed): La poesía de Luis Palés Matos. Editorial de la Universidad de Puerto Rico, San Juan, 1995.

___________________________: El barco en la botella: la poesía de Luis Palés Matos, Editorial Plaza Mayor, Barrio El Cinco, San Juan, P.R.,1997.

Ruscalleda Bercedóniz, José María:  Luis Palés Matos en la hora del Negrismo. Editorial Mester, Aguadilla, Puerto Rico, 2005.