Miguel Pérez Carreño Espinal

Ciencia, Educación, Venezuela

Miguel Pérez Carreño Espinal (1904- 1966). Médico cirujano, investigador, escritor científico y profesor venezolano.

Miguel Carreño nació en Valencia, Estado Carabobo, el 28 de septiembre de 1904, hijo del galeno y abogado Luis Pérez-Carreño y de Doña Encarnación Espinal. Miguel creció en el seno de una ilustre familia de la cultura e historia venezolanas, la que contaba con figuras como  Simón Rodríguez y Teresa Carreño.

Cursó la enseñanza primaria en el Colegio Bouquet y el bachillerato en el Colegio Federal de Valencia. Se graduó de bachiller en Filosofía en la Universidad Central de Venezuela y en 1920 inició estudios de Medicina. Antes de titularse trabajaba como monitor de Clínica quirúrgica, y desde muy temprano se dedicó al estudio de las Ciencias médicas con una perspectiva práctica e investigativa.

En octubre de 1926 obtuvo el título de doctor en Ciencias Médicas, con la tesis “Autoseroterapia de los derrames”. Recién graduado se dedicó a la labor docente, en al que tuvo éxito tempranamente por el sentido práctico de sus lecciones, las que explicaba a través de los casos clínicos pero con lenguaje ameno y comprensible, valiéndose de las asociaciones entre las experiencias clínicas de otras generaciones y sus vivencias como cirujano.

Entre los años 1933 y 1934 completó su formación académica en hospitales de Nueva York, París y Viena. A partir de 1936, realizó investigaciones y descripciones del síndrome colo-pericolo-apendicular de origen parasitario. Ocho años más tarde presentó un trabajo sobre este tópico a la Academia Nacional de Medicina, donde propuso el  tratamiento quirúrgico para dicha enfermedad.

Carreño consideraba que el diagnóstico es un arte, y que a la conclusión final se arribaba tras el conocimiento de la historia clínica, y del intercambio con el paciente sobre sus problemas de salud y condiciones de vida.

Realizó valiosas intervenciones quirúrgicas en su país que le dieron gran fama: la amputación del nervio pasacro en el tratamiento de la neuralgia pelviana, la eliminación del recto con ano contranatura definitivo, (1932), el homoinjerto del ovario (1936), la nueva técnica del bloqueo linfático en los procesos infecciosos, realizado con electrobisturí asociado a la terapéutica con las sulfamidas (1938), la cura radical del prolapso rectal con aponeurosis del muslo, ligadura de la arteria femoral por gangrena y embolectomía por flebitis. También contribuyó a mejorar el tratamiento del crecimiento anormal del bazo, llamado Síndrome Banti, así como la hipertensión portal, causada generalmente por cirrosis hepática.

Dedicó su vida al servicio asistencial, trabajó en el Hospital José María Vargas y en el Hospital Universitario. Encabezó la Clínica Quirúrgica y fungió como decano de la Facultad de Medicina en 1940. Obtuvo la condición de Profesor Titular de la Cátedra de Clínica quirúrgica en 1945. También conformó los servicios de Cirugía del Hospital J.M. de los Ríos.

Dirigió más de veinte trabajos de grado en la Universidad Central de Venezuela (UCV); y publicó más un centenar de investigaciones científicas, entre ellas desataca la monumental obra en cinco tomos, Patología y Clínica Quirúrgica. Fundó la Sociedad Venezolana de Cirugía y el Departamento de Investigaciones y Cirugía Experimental de la Cátedra Clínica y Terapéutica de la Facultad de Medicina de la UCV.

Sus  últimos años los consagró a las investigaciones sobre el cáncer. Falleció en Caracas el 22 de junio de 1966. Maestro de numerosas generaciones de cirujanos, en su honor lleva su nombre el hospital perteneciente al Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, ubicado al oeste de Caracas, en El Pescozón.

 

Bibliografía activa

Patología y clínica quirúrgicas, Universidad Central de Venezuela, Ediciones de la Biblioteca, 1965.

Bibliografía pasiva

España Pino, José: en  Sociedad Venezolana de Medicina Crítica.