Pablo Arosemena Alba

Historia, Panamá

Pablo Arosemena Alba (1836-1920). Abogado, historiador, periodista y político panameño. Quinto presidente de la república.

Pablo Arosemena nació el 24 de septiembre de 1836 en la ciudad de Panamá. Fueron sus padres Pablo Arosemena de la Barrera y Ramona Alba. A partir de 1849, realizó estudios en la Universidad Nacional de Bogotá, donde recibió el título de doctor en Derecho a la edad de diecisiete años. A finales de 1854 regresó a Panamá.

Fue un hombre de ideas, cuyo referente ideológico respondía a las tendencias liberales manchesterianas de la época. De Juan Jacobo Rousseau admiró El Contrato Social, y con sentido crítico identificó sus limitaciones al señalar que esta obra no examinaba el valor de las fuerzas históricas y sociológicas. Igualmente consideró las obras de otros autores como Charles de Montesquieu y Lord Chesterfield.

El Dr. Arosemena ganó como jurisconsulto sólido prestigio nacional e internacional, y combatió, con las armas de la ley, a todo el que atentara contra las instituciones del Estado democrático. Su concepción de justicia tuvo como referente teórico a Platón y Aristóteles. Fue admirador de estadistas norteamericanos de la talla de Thomas Jefferson y Abraham Lincoln, por sus ideales y patriotismo.

Defendió los principios liberales referentes a los derechos individuales del ciudadano. Consideraba que los gobernantes deben poseer determinados atributos morales, ajustados al principio de que los órganos de poder se originan en el sufragio honesto; a la vez, defendió la libertad de prensa, el sufragio universal, la democracia representativa, el estado laico y el derecho del pueblo a la insurrección, puesto que tiene la potestad de pronunciarse en contra de los gobernantes que hayan perdido la confianza en ellos depositada.

Formó parte de la generación de liberales como Justo Arosemena, Gil Colunje, Rafael Aizpuru, Buenaventura Correoso y Mateo Iturralde, entre otros. Fue crítico de liberales como Rafael Núñez y Tomás Cipriano de Mosquera, ambos hombres fuertes, cuyo afán de poder amenazó la estabilidad del Estado Nacional.

En el año 1856 Pablo Arosemena fundó, junto a Gil Colunje, el periódico El Centinela. En 1858, elegido diputado a la Asamblea Legislativa de Panamá, concurrió a las sesiones, y también al Congreso de 1860, en el cual propuso una acusación al presidente de la República, Mariano Ospina.

En 1862, ante la partida del gobernador de Panamá, Santiago de la Guardia, hacia Veraguas, con el fin de constituir un Estado independiente, tocó a Pablo Arosemena enfrentar la invasión colombiana a cargo del coronel Peregrino Santacoloma, a quien exigió el retorno al Estado de Bolívar. En el año 1867, Arosemena participó en una conspiración contra el General Mosquera, y estuvo a punto de ser fusilado.

En sus Escritos (1830), expuso su ideario ético y político. También en el discurso que pronunció en su toma de posesión como Gobernador del Estado, en 1875, prometió que una política de conciliación y olvido sería el principio de la era de paz, seguridad y confianza que se inauguraba en beneficio del pueblo. En aquella ocasión presentó su programa de libertad y justicia.

Arosemena repudió las constantes guerras civiles que azotaban a Colombia y que afectaban al Istmo de Panamá. Rechazó la Guerra de los Mil Días, y mientras transcurría, se retiró a la espera de los resultados que definirían el futuro de la patria. Asimismo rechazó el gobierno de la regeneración, que conculcaba los derechos liberales, así como también al régimen federalista, puesto que colocaba a la nación al amparo del centralismo y de sus excesos de poder. Criticó el tratado de neutralidad del Istmo de Panamá -cuyo autor fue Justo Arosemena-, porque ponía el Istmo en manos de los estadounidenses, y con ello, en peligro de una posible anexión. En 1926 publicó el ensayo La Secesión de Panamá y sus causas, en que hacía referencia a los fundamentos de la separación de Panamá de Colombia. Ante el peligro de la anexión del Istmo de Panamá a Estados Unidos, expuso su posición en periódicos como El Centinela, La Unión Liberal, El Observador y El Combate.

El Dr. Arosemena profesó un sentimiento antinorteamericano que se expresó en su accionar político. Criticó el peligro que se cernía sobre la región, y denunció con firmeza las injusticias cometidas por Estados Unidos contra la integridad territorial. Al respecto estudió con criterio jurídico las reclamaciones del Incidente de la Tajada de Sandía, y se opuso a las pretensiones de establecer una zona neutral de tránsito bajo la tutela de Estados Unidos, “para garantizar el cumplimiento del Tratado Mallarino Bidlack de 1846”.

Por lo mismo, el Dr. Arosemena consideró con reserva la separación del Istmo de Panamá de Colombia, sobre todo por el interés norteamericano en la construcción del Canal, que respondía a las necesidades políticas y militares de Estados Unidos. Al respecto, en su ensayo La Secesión de Panamá aseguró que la guerra exterior de 1898 debió ser entendida como una elocuentísima lección para los panameños, porque la importancia estratégica del Canal había quedado entonces claramente determinada. Por eso, la ejecución inmediata de la obra del Canal fue un capitulo común en los programas de los grandes partidos norteamericanos en 1900, con una sola diferencia: el Partido Republicano prometió la excavación de un canal ístmico; el Demócrata, la construcción de un canal por la ruta de Nicaragua. Arosemena, en vista de esto, concluyó augurando que la construcción del canal doblaría el poder de la flota militar de los Estados Unidos. También fue un crítico del Tratado Hay-Bunau – Varilla, que hacía peligrar el derecho de Panamá sobre los puertos en el Océano Atlántico y en el Pacífico.

La trayectoria de Pablo Arosemena en el servicio público fue especialmente rica. Secretario del Tribunal Superior de Panamá a los diecinueve años de edad, entre 1856 y 1857 se desempeñó como Secretario del Cabildo de Panamá y Personero Municipal. Fue elegido diputado y concurrió a las Asambleas Legislativas del Estado Soberano de Panamá en los años 1858, 1859, 1869, 1870, 1873 y 1885. Fue representante al Congreso Federal en 1860 y 1861, 1866 y 1867, 1870 y 1871. En 1866, por elección de la Cámara de Representantes, asumió las funciones de Fiscal, y le tocó ejercer como Fiscal Acusador contra el General Tomás Cipriano de Mosquera. También fue Procurador General de la Nación, Secretario de Hacienda y Tesoro, del Interior y de Relaciones Exteriores. En 1880 fue elegido Designado a la Primera Magistratura del país colombiano.

Al advenir la separación de Panamá de Colombia, en 1903, asumió la presidencia de la Convención Nacional Constituyente y, como tal, dirigió el debate con respecto al artículo 136 de la Constitución de 1904, que legitimaba las intervenciones norteamericanas en los asuntos internos de Panamá.

El Dr. Arosemena se encontraba en la República de Chile, como encargado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario, cuando fue elegido Presidente de la República de Panamá para el bienio de 1910 a 1912. Su gestión de gobierno tuvo como metas el mejoramiento de las finanzas, la apertura a la inmigración -para atender las necesidades urgentes del país en materia de producción-, la expansión de la plantación de caña de azúcar, maíz, cacao, caucho, café y banano. Por otra parte, organizó la Escuela Industrial Nacional, dictó los reglamentos del Conservatorio Nacional de Música y Declamación y del Teatro Nacional; separó, en el Instituto Nacional, la Sección Normal de los estudios secundarios, y creó el Liceo. Fundó un parque escolar destinado a la enseñanza elemental de agricultura y ejercicios corporales. También restableció el Museo Nacional, aumentó a setenta el número de escuelas, y fomentó el crecimiento de la matrícula.

Bajo la gestión presidencial del Dr. Pablo Arosemena ocurrió la primera división del partido liberal panameño, y a fines de 1911 se creó el Club Liberal Istmeño. En este contexto, el ataque contra Belisario Porras fue muy fuerte, pero este ganó las elecciones sobre el candidato oficial, Pedro Díaz, en 1912. Falleció el 29 de agosto de 1920.

 

Bibliografía activa

Pleito entre la Compañía del Ferrocarril de Panamá y los Señores S. L. Isaacs & Asch: alegato de Pablo Arosemena, apoderado de la Compañía, en la segunda instancia. Imprenta Florentino Mora, Panamá, 1892.

“Por qué cayó la confederación granadina: errores políticos y errores militares”, en La revista nueva, Tomo 2, no. 2, Panamá, feb. 1917.

“El derrumbe de una leyenda”. En Biblioteca cultural nacional, Serie 2, no. 24, Panamá, nov. 1918.

“El duelo Bermúdez-Vélez”, en La revista nueva, Tomo 5, año 3, No.4, Imprenta Nacional, Panamá, oct. 1918.

Escritos. Imprenta Nacional, Panamá, 1930.

“¿Por qué es grande Bolívar?”. En Boletín de la Sociedad Bolivariana de Panamá, Año 9, Nos. 33-34, Sociedad Bolivariana de Panamá, Panamá, jul.-dic. 1939.

“La República de Panamá surgió al impulso de supremas e imperiosas necesidades”. En Lotería, Año 7, No.102, Panamá, nov. 1949.

“Discurso al tomar posesión del mando supremo de la República”, en Lotería: suplemento mensual, 1a. época, vol. 1, No. 5, Panamá, mar. 1964.

“Prólogo a los ensayos morales, políticos y literarios de Manuel José Pérez”, en Lotería, 2a. Época, Vol. 13, No.152, Panamá, jul. 1968.

“Comunicación del presidente de la Convención Nacional a los miembros de la Junta Provisional de Gobierno”, en Lotería, No.180, Panamá, nov. 1970.

Estudios. Impreso Servicio Malek, Colección Kiwanis, Panamá, 1982.

“La cuestión istmeña”, en Lotería, No.369, Panamá, nov.-dic. 1987.

“La secesión de Panamá y sus causas”, en Lotería, No.369, Panamá, nov.-dic. 1987.

“Discurso del Dr. Pablo Arosemena ante la tumba del Dr. Manuel Amador Guerrero”, en Maga: revista panameña de cultura. En Nueva época, No.15, Fundación Editorial Signos, Panamá, nov.-dic. 1990.

“Tenemos”. En Revista Universidad, IV época, Nos. 55-56, Universidad de Panamá, Panamá, oct. 1995-mar 1996.

El Incidente de la Tajada de Sandía: el motín del 15 de abril de 1856. Editorial Portobelo, Librería El Campus, Panamá, 1997-1998.

Bibliografía pasiva

Alfaro Jované, Ricardo Joaquín: "Pablo Arosemena", en Lotería, 2da. Época, no.10, Panamá, sept. 1956.

Araúz Monfante, Celestino Andrés: El imperialismo y la oligarquía criolla contra Carlos A. Mendoza. Órgano Judicial, Panamá, 2009.

______________________________________ y Patricia Pizzurno: “Un cuatrienio difícil, 1908-1912”, Historia de Panamá, en La Prensa, No.23, Panamá, Ago. 1992.

Arjona Q., Julio y Joaquín Pablo Franco: “La verdad de la verdad”. Tipografía Diario de Panamá, Panamá, 1913.

Castillero Calvo, Alfredo: "Breves apuntes para una historia del pensamiento panameño: primera parte", en Lotería. 2a. Época, vol.3, no. 37, dic. 1958; segunda parte: Lotería, 2a. Época, no. 39, ene. 1959.

Castillero Reyes, Ernesto: “Cómo cayó el presidente Pablo Arosemena en 1875”, en Lotería. Año 11, no.135, Panamá, ago. 1952.

Susto, Juan Antonio: “16 panameños ilustres del siglo XIX en el aniversario de sus nacimientos”, en Lotería, 2a. Época, vol.3, no.34, Panamá, sept. 1958.