Punta

Música, Danza, Temas caribeños

Punta. Género de danza y música propia de la etnia garífuna, difundido en Nicaragua, Honduras, Belice y en Livingston, Guatemala.

La Punta tiene sus orígenes en Yurumei, San Vicente, y proviene de las fiestas garífunas. A su nombre se le atribuyen varios puntos de partida. Uno, en relación con la parte del cuerpo que se utiliza como paso básico para bailar, las puntas de los pies. Otro se asocia a la castellanización de la palabra Bunda, ritmo de África Occidental. Existe además una leyenda en relación con un ritual funerario que los garífunas bailaban de punta a punta de la costa atlántica centroamericana. Los gariganu o garífunas identifican este baile como originario de su cultura.

La Punta – más que baile y canto – es expresión espiritual del pueblo garífuna e invocación a lo sagrado. Aunque erróneamente muchas veces se asocia solo con Honduras, es uno de los ritmos más importantes del Caribe centroamericano. Posee una amplia difusión  entre los habitantes de las regiones de Livingston, Guatemala; Dangriga, Belice y las ciudades de Tela, La Ceiba, Trujillo, Roatán, San Manuel y Palacios, en Honduras.

Se baila por pareja, de un hombre con una mujer o solo entre mujeres. Generalmente danzan descalzos para que se puedan mover con facilidad al ritmo de la música. Los bailadores mueven las caderas y las piernas, con énfasis en el movimiento de los dedos de los pies.

Como en las tradiciones africanas, el pueblo garífuna cree que cuando el cuerpo muere el alma no parte del cuerpo inmediatamente. Parientes y amigos festejan una última vez con el difunto. La vida no se va, transita al ser humano de un antepasado. El espíritu del difunto abuelo, por ejemplo, puede renacer en uno de los nuevos nietos. La gente baila Punta porque aunque haya muerto un garífuna, otro nacerá. En el velorio garífuna confluyen expresiones diferentes. Los parientes lamentan y lloran delante del ataúd, mientras se  afinan los tambores para tocar Punta. Las mujeres cantan y las parejas bailan.

Antiguamente los gariganu o garífunas establecían reglamentos en el baile de la Punta. En los velorios a cuerpo presente se cantaba acompañado de palmoteo de manos. Como instrumentos usaban cajas de madera, tina o lavamanos, pero no tambores porque se cree que atraen los espíritus.

La Punta se baila y canta en eventos sociales, días feriados, comuniones y fiestas de cumpleaños. Su ejecución tradicional desde el punto de vista de sus instrumentos incluye el primer y segundo tambor, maracas, conchas y a veces claves de dos palos de madera dura. Como la música africana o los spirituals negros se canta en garífuna con un solista y el coro. La música Punta tiene una sonoridad alegre, pero sus letras muchas veces son tristes.

El ritmo es complejo. Un tambor toca un redoble de 2/4 o 4/4. El segundo tambor toca 6/8, y con este redoble se mueven los pies. Por su parte, en los coros, las mujeres cantan en tiempo de 4/4. Las canciones a veces tienen ritmos contrarios. El segundo tambor es constante, pero la concha, maracas, y primer tambor improvisan solos, parecido al jazz.

Con el tiempo se ha fusionado con otros ritmos y se le han incorporado numerosos instrumentos. De una danza originaria ejecutada en los velorios de primera y novena noche, ha surgido un ritmo popular con diversas variantes.  Entre ellas, la Punta rock o Punta hondureña. Esta incluye sonoridades electrónicas y los movimiento rítmicos característicos de la cultura garífuna. Asimismo la Punta soca, que posee elementos de Punta, reggae y soca,  contiene una percusión mucho más reiterada. También de nuiouh, fusión entre la Punta y el logy en el que se usa piano de teclas, batería y otros instrumentos.

Desde el último cuarto del siglo XX ha tenido una amplia recepción en el mundo musical foráneo. Dentro de los Estados Unidos, los clubes de Los Ángeles y otras ciudades se animan con la variante conocida como punta rock garífuna.

De la Punta surgió un subgénero llamado Coliou que se baila formando una rueda donde los hombres danzan detrás de la mujer.

Otros tipos de música propios de los garifunas son: hungu-hungu, wanaragua, abaimahani, matamuerte, laremunawadaguman, gunjai, sambai, charikanari, eremunaegi, paranda, berusu, teremunaligilisi, arumahani, and Mali-amalihani. Sin embargo, la Punta es la forma más difundida de ellas.

 

Bibliografía

Flores Valladares, David Adolfo: Evolución histórica de la danza folklórica hondureña, Producciones y Ediciones Zots, 2003.

Griffin, Wendy: Los garífunas de Honduras: cultura, lucha y derechos bajo el Convenio 169 de la OIT, Comité de Emergencia Garífuna de Honduras, 2005

Muñoz Tábora, Jesús: Instrumentos musicales autóctonos de Honduras, Editorial Guaymuras, 2003

Recasens Barberà, Albert: A tres bandas: mestizaje, sincretismo e hibridación en el espacio sonoro iberoamericano, Ediciones AKAL, 2010