Raúl Martínez

Artes Visuales, Cuba

Raúl Martínez González (Publio Amable Raúl Martínez González, 1927-1995). Pintor, diseñador y fotógrafo cubano. Uno de los exponentes más importantes del expresionismo abstracto de mediados del siglo XX, y paradigma del pop art en Cuba.

Su obra y su vida han estado relacionadas con todos los momentos claves de la cultura cubana después de 1959. Así, lo vemos participando del proceso germinal del cine cubano, de la fundación y apogeo de la Casa de las Américas, de la creación y desarrollo del Instituto Cubano del Libro, del fomento y extensión de la fotografía de connotación artística, de la inolvidable era del cartel cubano y de los grandes proyectos de nuestro teatro, entre otros acontecimientos.

Nació en Ciego de Ávila en la antigua provincia de Camagüey. Tuvo su primer encuentro con el mundo de las imágenes y la lectura en las aventuras de Tarzán y otros personajes que aparecían en los periódicos dominicales de la época.

En 1940 se trasladó a La Habana para estudiar dibujo. Trabajó en diversos oficios, desde office boy hasta dependiente de tienda. En 1946 ingresó en la Academia San Alejandro, donde permaneció sólo durante dos cursos, pues su exigua economía no le permitió continuar. En 1947 presentó por primera vez una obra suya, en el XXIV Salón del Círculo de Bellas Artes. Exhibió en ese mismo Salón en 1949 y 1950, y recibió mención honorífica en ambas ocasiones. En esa época compartía la pintura con la poesía y descubrió el teatro; atraído por las comedias musicales, comenzó a dibujar a la actriz Judy Garland a partir de fotografías de revistas.

En 1951 participó en una exposición de dibujo organizada por la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo -que dirigía Harold Gramatges-, de la que fue miembro fundador. La Sociedad Cultural Nuestro Tiempo, que aspiraba a iniciar al público en la valoración del arte contemporáneo, le proporcionó su primer acercamiento a un grupo de intelectuales de renombre, e influyó en su formación por el desprejuiciado intercambio con músicos, literatos, bailarines y pintores.

Cuando conoció las propuestas de integración interdisciplinaria de la obra The new vision, de Moholy Nagy, solicitó una de las becas ofrecidas por el Instituto de Diseño de Chicago, en los Estados Unidos, que dirigía dicho artista, y al cual ingresó en 1952. Allí se enfrascó en la solución de problemas de diseño básico, escultura, fotografía, grabado y tipografía. Fascinado por los chorreados de pintura de los lienzos gigantescos de Jackson Pollock y por las poderosas mujeres de De Kooning, comprendió el tratamiento que el expresionismo abstracto estaba haciendo de las vivencias personales, con nuevos planteamientos sobre el espacio, la estructura y la forma. A partir de entonces y durante toda la década viajó en reiteradas ocasiones a Chicago y a Nueva York.

Después de su regreso de Chicago, en 1954 su amigo Sandú Darié lo recomendó a Luis Martínez Pedro, quien deseaba contratar a un dibujante para la agencia publicitaria OTPLA. El trabajo de publicidad allí realizado entre 1954 y 1960, y la experiencia de Chicago, fueron herramientas que supo aprovechar al máximo en toda su carrera artística, en especial por la esencia diseñística y fotográfica de su producción.

En poco tiempo superó la bidimensionalidad de la abstracción geométrica, a partir de los criterios ofrecidos por su colega Sandú Darié, y comenzó a aplicar lo aprendido en las obras de Kline, Tobey y Rotkho. Entonces compartía ya las propuestas del Grupo Los Once (1953-1955), constituido por creadores de tendencia informalista y consecuente postura ética, que buscaban un lenguaje contemporáneo, en contraposición al de la Escuela de La Habana.

Martínez se sumó al repudio de gran cantidad de artistas a la Bienal Hispanoamericana de Arte que organizaron el Instituto Nacional de Cultura del gobierno de Fulgencio Batista y el Consejo de Hispanidad franquista, y optó por participar en la exposición de plástica cubana contemporánea que se propuso como “Anti-Bienal”. Los creadores afines del Grupo Los Once se reunían entonces en la sede de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo, en el Parque Central de La Habana y el café Las Antillas, para debatir sobre su contemporaneidad y su rebeldía ante la injusticia social, además de para "hacer la bohemia".

Este artista multifacético comenzó en 1958 a realizar murales en distintos centros de la capital. A partir de 1960 y hasta el final de su vida diseñó revistas y libros de prestigiosas instituciones culturales, carteles para obras de teatro y de cine, escenografías de piezas teatrales, y experimentó la conjunción de pintura y fotografía en espectáculos de teatro y danza. Asumió la dirección artística del magazín Lunes de Revolución y fue profesor de diseño en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de La Habana y en la Escuela Nacional de Arte.

En la década del sesenta sobresalieron dos exposiciones suyas: Homenajes, de 1964, y ¡Foto-mentira!, de 1966, por un significativo cambio en su poética. La primera mostraba el inicio de su experimentación con el collage, en fragmentos de impresos, fotografías y objetos, con brochazos gestuales por fondo, o aplicados sobre los fragmentos superpuestos. Con esa muestra el artista transitaba del expresionismo abstracto al pop. ¡Foto-mentira! mostraba su modo de interpretación plástica de la figura de José Martí, que mediante la reiteración de una misma imagen para resaltar la mentira de la fotografía, afirmaba la verdad del arte.

A partir de esas formas redundantes se consolidó el pop, que cultivó en imágenes cíclicas de José Martí, Ernesto Che Guevara, Camilo Cienfuegos, Fidel Castro y otros héroes anónimos, utilizando la fotografía como pilar e insistiendo en la reiteración de la imagen estructurada con un movimiento lineal y cinematográfico.

Hacia 1970 Martínez conformó el retrato colectivo de la nación mediante el procedimiento de yuxtaponer fotografías -una nueva dimensión del collage-, con fuerte colorido e insertando en las superficies otros símbolos de la cubanidad como flores, frutas y animales del país, y alguna que otra cita postmoderna.

En la vertiente de arte popular, que cultivó durante esa década, una de sus obras principales fue el tríptico Isla 70, donde los semblantes de líderes políticos y gente de pueblo mostraban las más variadas tonalidades del verde, para documentar simbólicamente la proeza que fue la cosecha cañera de aquel año. Como las demás piezas, esta respondía a una estética, respaldada en buena medida por la fotografía, más cercana al diseño.

En 1972 se realizó una emisión de sellos con la imagen de su obra Fénix, perteneciente a la colección permanente del Museo Nacional de Bellas Artes.

En 1978 en la Galería Habana realizó una exposición que tituló La gran familia, retomada en 1984 en el marco del proyecto que representó a Cuba en la XLI Bienal de Venecia -con obras de Martínez, del fotógrafo Mario García Joya y de artesanos del círculo de Antonia Eiriz.

En la década siguiente continuó desarrollando la conjunción de diseño y fotografía en las series Murales y banderas, Dibujos para colorear y La conquista. Desde 1983 participó en proyectos de inserción del arte en la vida social, como Telarte y Arte en la Carretera. Retomó el tema martiano en 1986, al desplegar en tempera sobre cartulina una serie inspirada en los Versos Sencillos, que tituló Pinta mi amigo el pintor, la cual fue exhibida en la Galería Habana. Más adelante volvió al collage fotográfico, para desarrollar el tema del amor en obras de gran erotismo.

En 1988 el Museo Nacional de Bellas Artes organizó la primera retrospectiva de su obra. A partir de 1990 volvió a la introspección de su primera etapa abstracta en los óleos de su serie Islas 90 y comenzó a escribir sus memorias, tituladas Yo Publio. En 1994 fue acreedor, junto con el título de Doctor Honoris Causa otorgado por el Instituto Superior de Arte, del Premio Nacional de Artes Plásticas en su primera edición, en reconocimiento a su larga y fecunda trayectoria artística.

Murió en La Habana el 2 de abril de 1995.

Premios y Reconocimientos

1949 Mención Honorífica en el Salón del Círculo de Bellas Artes en La Habana. 1950 Mención Honorífica en el Salón del Círculo de Bellas Artes. 1951 Medalla de Plata en la Cuban Painting Exhibition, Universidad de Tampa, EE.UU. 1959 Premio al mejor conjunto fotográfico en el Salón Integración Racial, La Habana. 1960 Primer Premio de Fotografía en el Concurso Carnaval de La Habana. 1965 Medalla de Bronce en la Feria Internacional del Libro IBA, Leipzig, RDA. 1971 Medalla de Plata en la Exposición internacional del Libro IBA, Leipzig, RDA. 1981 Distinción por la Cultura Nacional. 1983 Medalla Alejo Carpentier. 1994 Doctor Honoris Causa del Instituto Superior de Arte. 1995 Premio Nacional de Artes Plásticas, otorgado por vez primera.

Principales exposiciones personales

1948 Teatro Ada, en Matanzas, Cuba. 1950 Lyceum, La Habana. 1952 Galería Matanzas. Lyceum, La Habana. 1964 Homenajes, en la que se inicia en el Pop, a través del collage. 1975 Dibujos y diseños. Centro de Estudios Cubanos, New York, EUA. 1978 La Gran Familia. Galería Habana, La Habana; Santiago de Cuba. 1980 Raúl Martínez. Abstracciones del 57 al 66. Galería L, La Habana. 1984 l Bienal de La Habana. 1985 Pinta mi amigo el pintor (temperas). Galería Habana, La Habana. 1986 Collages (sobre el tema de la conquista). ll Bienal de La Habana. 1988 Nosotros. Muestra retrospectiva. Museo Nacional, La Habana. 1989 De la conquista. Cine Chaplin, La Habana. Raúl Martínez. Museo Xawerego, Varsovia, Polonia. Muestra retrospectiva, selección. Galería Latinoamericana, Cracovia. 1992 Comentarios de la Conquista (collages). Islas 90. Galería Juan David, La Habana. 1994 Pintura abstracta. Centro Wifredo Lam, La Habana. Exposición antológica. Galería Los Lavaderos, Santa Cruz de Tenerife, Islas Canarias.

Principales Exposiciones Colectivas

1953 Conjunta con el Grupo Los Once. Galerías Lyceum, La Rampa, La Habana; edic. Caballero de la Luz, Camagüey, Cuba. 1954 Plástica Cubana Contemporánea (Anti Bienal). Organizada por el Instituto Nacional de Cultura, batistiana, y el Consejo de Hispanidad, franquista, con motivo del centenario martiano. 1955 Dos conjuntas con el Grupo Los Once (pintura abstracta). 1959 Salón Integración Racial. Palacio de Bellas Artes, La Habana. 1960 ll Bienal Interamericana de México, Palacio de Bellas Artes, México. 1961 Salón de Mayo de París; La Habana. Montreal, Canadá. Galería Ewan Phillips, Londres, Inglaterra. 1970 ISLA 70. Salón 70. Museo Nacional, La Habana. 1975 Museo de Arte Moderno, México. 1977 Culture, Art et Revolution. Láffiche cubaine contemporaine. Centro George Pompidou, Paris. 1979 Salón de Dibujo de la Fundación Joan Miró, Barcelona, España. 1980 ler Salón de Pintura y Escultura Carlos Enriquez, Centro de Arte Internacional, La Habana. lX Bienal de Brno, Checoslovaquia. Xlll Bienal Internacional de Varsovia, Polonia. 1982 Bienal de Venecia, Italia. 1983 Fotografía y carteles cubanos, EE.UU. ll Salón Michoacano Internacional Textil en Miniatura, México. 1984 La Gran Familia. lV Bienal de Venecia, Italia. 1991 X Bienal Internacional de Gráfica de Valparaíso, Chile. lll Bienal Internacional de cuenca, Ecuador.

Obra pictórica

Pintura, 1957, óleo/tela, 128 X 150,5 cm.

Pintura, 1957, tinta/masonite, 57,5 X 72,5 cm.

26 de julio, 1964, óleo y collage/masonite, 119 X 159 cm.

Foto-mentira, 1966, plata/gelatina.

La sagrada familia, 1965, óleo y collage/tela, 150 X 107 cm.

Seis Martí

Fénix, 1968, óleo/tela, 200 X 160 cm.

Ustedes-nosotros, 1969, óleo/tela, 201 X 159,5 cm.

Isla 70, 1970, óleo/tela, 200 X 451,5.

La flor de la piña, 1977, acrílico/cartón, 102,5 X 153.

La eterna primavera, 1977, acrílico/cartón, 203 X 152.

Pinta mi amigo el pintor, 1986.

Islas 90.

 

Bibliografía activa

Yo Publio: confesiones [de] Raúl Martínez, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 2007

Bibliografía pasiva

Echevarría, Gustavo César: Antología de un artista: Raúl Martínez, Casa Editora Abril, 1994.

Estupiñán, Leandro: LUNES: un día de la revolución cubana, Editorial Dunken, 2015.

Luis, William: Culture and Customs of Cuba, Greenwood Publishing Group, 2001

Martínez González, Raúl, Roberto Cobas Amate, Elsa Vega Dopico: Raúl Martínez: el desafío de los sesenta, Museo Nacional de Bellas Artes, Palacio de Bellas Artes, La Habana, 1995.

Sullivan, Edward J.: Arte Latinoamericano En El Siglo Xx/Latin American Art in the Twentieth Century, Editorial NEREA, 1996.