Universidad del Aire

Periodismo, Cuba

Universidad del Aire. Popular programa radial cubano, en el que participaron los más destacados intelectuales del país durante las décadas de 1940 y 1950.

La Universidad del Aire fue una de las experiencias más importantes en materia educativa en la historia de los medios de comunicación en Cuba. Tuvo como propósito difundir la cultura por medio de la radio, y así despertar el interés de la población sobre temas políticos, literarios, sociales, históricos, y otros.

Salió al aire por primera vez a las nueve de la noche del 13 de diciembre de 1932, por la emisora CMBZ, conocida como 1010. Su frecuencia era de dos veces a la semana. En 1933 se comenzaron a publicar los Cuadernos del Aire, donde se recogían las conferencias pronunciadas en las audiciones. En ese mismo año dejaron de dictarse las conferencias radiales, por lo que se suspendió también la publicación de los materiales.

Después de un largo receso, la Universidad del Aire reapareció el 9 de enero de 1949, por el circuito CMQ, con una frecuencia semanal, en horarios que fueron ajustándose a lo largo de los años, hasta que terminó por transmitirse los domingos. En ese mismo año se retrasmitió nuevamente la revista, con el título de Cuadernos de la Universidad del Aire del Circuito CMQ.

El destacado ensayista y profesor universitario Jorge Mañach, reconocido como figura significativa en el quehacer cultural cubano, fungió como promotor y director permanente del espacio. Mañach concibió la Universidad del Aire como un programa donde se impartieran nociones introductorias y generales, que sirvieran para abrir una vía a la curiosidad de los receptores, más que para desarrollar conocimientos profundos de difícil comprensión.

En sus dos etapas, el programa contó con la participación de los más importantes intelectuales de Cuba, pertenecientes a las más diversas tendencias políticas. Se presentaron hombres de izquierda de la talla de Juan Marinello y Raúl Roa, e intelectuales conservadores como Francisco Ichaso.

Por el programa pasaron otras figuras de relieve; entre ellas, Fernando Ortiz, Salvador Massip, Manuel Bisbé, Antonio Sánchez de Bustamante y Montoro, Emeterio Santovenia, Ernesto Dihigo, Elías Entralgo, Rafael Suárez Solís, Luis A. Baralt, Emilio Ballagas, Luis Amado Blanco, Vicentina Antuña, José María Chacón y Calvo, Cintio Vitier, Salvador Bueno, Camila Henríquez Ureña, Carlos Rafael Rodríguez, Julio Le Riverend, Emilio Roig de Leuchsenring, Angel Augier y el propio Mañach.

Según el formato del programa, una vez que finalizaban las conferencias, los asistentes podían hacer preguntas que eran respondidas por los conferenciantes de turno. Los programas se trasmitían en vivo desde el estudio 15 de CMQ, que por su capacidad permitía la presencia de un público numeroso.

En 1952, año en el que se conmemoró el Cincuentenario de la fundación de la República de Cuba, la Universidad del Aire desarrolló un ciclo de conferencias para examinar el proceso histórico de la isla en las últimas cinco décadas. Las disertaciones se presentaron con el título “Saldo del Cincuentenario”.

A partir del 10 de marzo de 1952, fecha en que Fulgencio Batista quebró el orden constitucional con un golpe de estado, numerosos jóvenes progresistas acudieron como espectadores semanalmente a este espacio. La Universidad del Aire, sin proponérselo, se convirtió así en una tribuna de denuncia al régimen de facto, ya que el auditorio aprovechaba la sesión de preguntas para denunciar a la dictadura.

El domingo 4 de mayo de 1952 el programa fue interrumpido por un grupo de jóvenes pandilleros organizados por el régimen de Batista. Los asaltantes profirieron insultos contra los conferencistas, que eran, ese día, el profesor de historia de la Universidad de La Habana Elías Entralgo, y Gerardo Canet, profesor de enseñanza secundaria, con Jorge Mañach como moderador del panel. Varios de los espectadores resultaron heridos. En la lista de lesionados figuraron dirigentes estudiantiles como Armando Hart y Faustino Pérez. La acción fue repudiada de manera masiva por el pueblo cubano.

Las trasmisiones continuaron, pero como consecuencia del asalto se comenzó a utilizar un estudio más pequeño, que no admitía la asistencia de público. Luego del triunfo revolucionario, la experiencia se retomó durante unos años, bajo el título de Universidad Popular del Aire.

 

Bibliografía

Instituto de Literatura y Lingüística de la Academia de Ciencias de Cuba: Diccionario de la Literatura Cubana, Editorial Letras Cubanas, La Habana, 1984.

Entralgo, Elías: "Saldo del Cincuentenario"; en Conferencias de la Universidad del Aire, Cuaderno 42-II, La Habana, 1952.

Lavié, Nemesio: “La Universidad del Aire”; en Orto, Manzanillo, 37(2), feb 1949.

Mañach, Jorge: “Propósito y método”; en Cuadernos de la Universidad del Aire, La Habana, 1933.

Marrero, Juan: “El asalto a la Universidad del Aire”; en Granma, La Habana, 5 de julio de 1973.

Rexach, Rosario: “La Universidad del Aire”; en Lyceum, La Habana, febrero de 1949.

“La Universidad del Aire. Clausura del primer ciclo de un noble y elevado empeño cultural. Un magistral discurso del Dr. Mañach”; en Crónica, La Habana, 1ro de julio de 1949.