Yan Bartelemí

Deporte, Cuba

Yan Bartelemí Varela (1980). Boxeador cubano ganador del título olímpico en Atenas 2004 y la corona mundial en Belfast 2001, en la división de 48 kilogramos. Desde el 2006, combate como púgil rentado.

Nació en el poblado de Los Naranjos, en la occidental provincia de Matanzas, el 5 de marzo de 1980. Desde muy pequeño se trasladó con sus padres hacia la capital del país y comenzó la práctica del boxeo en el municipio de Arroyo Naranjo. Como muchos niños cubanos, la primera inclinación fue hacia el béisbol, aunque su físico, muy delgado y de estatura pequeña, lo hizo desistir e inclinarse por el deporte de los puños.

En sus inicios en las categorías inferiores, mostró cualidades innatas para este deporte: velocidad de piernas, muy buena defensa y mejor contraataque, lo que le posibilitó destacarse en sus primeros Juegos Nacionales Escolares en Santiago de Cuba, con solo 11 años. Por esa fecha, en Cuba se celebraron los Juegos Deportivos Panamericanos y en el caso del boxeo se desarrolló en la indómita ciudad, por lo que Bartelemí siguió con especial interés todas las actuaciones del minimosca Rogelio Marcelo, un año después campeón olímpico, y su ídolo por aquel entonces.

El camino hacia la estelaridad no resultó fácil en modo alguno para Bartelemí, pues en su división, 48 kilogramos, encontró numerosos contrincantes en el país de altísimo nivel; entre ellos, Maikro Romero y Yudel Johnson, quien en pocos meses subió a otras divisiones. Este último le ganó a Bartelemí 6-3 en la final del Playa Girón de Villa Clara 1998 y repitió el triunfo por la medalla de oro en el Campeonato Nacional Juvenil en Sancti Spíritus, unos meses después.

A inicios de 1999, Bartelemí perdió ante Maikro Romero por la corona cubana en el Playa Girón de Sancti Spíritus, pero en el mes de mayo alcanzó su primer triunfo de relevancia en Cuba durante el torneo internacional Giraldo Córdova Cardín, en Santa Clara, al imponerse en la final al indio Mohamed Alí Kamar 12-6. Semanas más tarde, asistió al Campeonato Centroamericano de la disciplina en México y regresó con el metal bronceado, al caer en semifinales con el anfitrión Liborio Romero.

Aún le resultó esquivo el título de su país en 2000, pues en la cita de Guantánamo, perdió en la final con Yuriorkis Gamboa, otro que posteriormente llegó al estrellato olímpico. Bartelemí solo alcanzó la faja cubana cuatro veces (2001, 2002, 2005 y 2006), lo que demostró la calidad que existía por aquel entonces en el país en los pesos minimoscas.

La salida de Maikro del deporte activo, luego de los Juegos Olímpicos de Sydney, Australia (2000), abrieron las puertas al joven capitalino, aunque tuvo que demostrar su calidad sobre el cuadrilátero ante otros que venían empujando por estar entre los estelares del país. En 2001 se impuso en las versiones del torneo nacional Playa Girón, en Santiago de Cuba, y en el internacional Giraldo Córdova Cardín, donde tomó desquite en ambos certámenes frente a Gamboa. De la noche a la mañana ocupó la primera posición del ranking cubano en los 48 kilogramos.

Tales desempeños en casa lo incluyeron en la delegación de la mayor de las Antillas al Campeonato Mundial de Boxeo en Belfast, Irlanda del Norte. El cubano sorteó todos los obstáculos para imponerse de manera inobjetable. Primero, tuvo que apelar a toda su clase para derrotar al fajador húngaro Itsvan Petrovich (34-27). Similar pelea de constantes intercambios sostuvo frente al veterano ruso Serguei Kasakov, pero al final del combate se llevó el veredicto de los jueces (20-17). En semifinales dejó en bronce al estilista estadounidense Ronald Siler (23-7). Fue su último combate, pues su rival por la medalla de oro, el olímpico rumano Marian Velici, no se presentó por lesión. Era la consagración del joven púgil cubano.

En los años venideros, Bartelemí alcanzó otros lauros importantes en eventos de altísimo nivel mundial. Por ejemplo, en junio de 2002 ganó la Copa del Mundo por equipos en Astaná, Kazajstán, donde salió victorioso en tres pleitos y cayó en uno. Triunfó en las clasificatorias ante Emmanuel Fernando (AUS) RSC-1 (Referee Suspende Combate) e Ibrahim Aydogan (TUR) 16-5, perdió ante Suban Pannon (THA) 7-9, en las semifinales y en la final venció frente a Kanat Abutalipov (KAZ) 15-12.

Bartelemí se caracteriza por trabajar muy bien con su mano derecha, algo fundamental para un púgil zurdo, además de combatir con acierto en las tres distancias, aunque en sus combates cuando tenía ventaja, lo hacía de riposta y sin descuidar la defensa. En agosto de 2003, aplicó todos sus conocimientos en los Juegos Deportivos Panamericanos de Santo Domingo, República Dominicana. Su debut en tierras quisqueyanas fue en la fase de cuartos de finales, en que venció sin complicaciones al estadounidense Rayonta Whitfield 16-8. Por el pase a la final, ya con el camino más expedito, dispuso del venezolano José Pérez (12-2) y por la corona doblegó al colombiano Carlos Tamara 15-6.

A pesar de estos triunfos, para la prensa y demás especialistas cubanos, Bartelemí no aparecía entre los favoritos de su país a la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas, 2004. Mucho tuvo que ver la derrota que sufrió frente a Sou Zhiming (CHN) en su primera pelea del Mundial de Bangkok, Tailandia, un año antes, donde el asiático se impuso 22-15. En su categoría (48 kilogramos) no era el hombre de vanguardia en el mundo y se barajaban nombres como el mismo Zhiming, el húngaro Paul Bedak, el tailandés Suban Pannon, el ruso Seguei Kasakov, entre otros.

Pero, rindió una excelente faena en la cita olímpica de la capital griega. Rompió con impresionante RSCH-3 (Referee Suspende Combate por Golpe a la Cabeza) frente a Miguel Ángel Miranda (VEN). Luego vino el ansiado desquite ante Suban Pannon (THA) 23-14. Por entrar al cuadro de medallas, venció sobre Moo Won-Hong (CSU) 30-11. El pronóstico se tornó difícil en semifinales, pues en la esquina contraria tuvo al destacado boxeador Sou Zhiming. La pelea resultó en extremo difícil para Bartelemí, quien se vio superado en los dos primeros asaltos, pero en los dos siguientes rounds terminó imponiendo su preciso ritmo de golpeo para llevarse la decisión 29-17. La proeza la completó en la disputa de la presea dorada frente al turco Atagun Yalcinkaya. Una óptima preparación física, rapidez de manos y piernas, precisión y contundencia en el golpeo, constituyeron los ingredientes frente al turco para triunfar 21-16. El cubano rompió los vaticinios y alcanzó la gloria olímpica, la victoria más importante hasta ese momento, en su carrera.

En 2005 perdió en cuartos de finales del Campeonato Mundial de Mianyang, China, ante su sempiterno rival Zhiming, a la postre el monarca. La decisión resultó muy cerrada, 12-10, a favor del asiático. Al año siguiente, en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de Indias, Colombia, en el combate semifinal ante a McWilliam Arroyo (PUR), se vio sorprendido por el boricua y perdió 11-14, para quedar en bronce.

Su última competencia importante como amateur fue durante la Copa Mundial por equipos en Bakú, la capital de Azerbaiyán, en el mes de octubre. Allí aportó al triunfo de Cuba con cuatro éxitos consecutivos frente a Birzhan Zhakipov (KAZ), Roberto Ceron (USA), Jeyhun Abiyev (AZE) y Vadim Idigishev (RUS). Bartelemí pretendió subir a los 51 kilogramos, pero la comisión técnica lo mantenía en los pesos minimoscas, en contra de su voluntad.

A fines del año 2006, decidió partir, inicialmente, hacia Alemania para comenzar su carrera como profesional, la que luego continuó en Estados Unidos.

Bartelemí tuvo su exitoso debut en el boxeo rentado en el Gimnasio Arena, de Hamburgo, el 27 de abril del 2007, ante el kazajo Ravil Mukhamadiarov y por decisión de los jueces se llevó el triunfo en cuatro rounds. Llegó a ganar otras cinco peleas antes de perder el invicto frente al estadounidense Ernie Márquez en Phoenix, Arizona, el 1º de agosto de 2008. La meta del cubano, que ha ido escalando posiciones poco a poco en la meca del boxeo profesional y se ha ganado méritos entre los especialistas, es llegar a disputar alguna corona de los organismos principales del boxeo rentado.

 

Bibliografía

Masjuán, Miguel Ángel y Juan de las Cuevas: Personalidades del deporte cubano, Editorial Científico-Técnica, La Habana, 2008.

Sagarra, Alcides y Marcos Alfonso: Escuela Cubana de Boxeo. Confesiones de Alcides Sagarra, Editorial Deportes, La Habana, 2006.