Yanet Bermoy

Deporte, Cuba

Yanet Bermoy Acosta (1987). Estelar judoca cubana. Campeona mundial en El Cairo 2005 y subtitular olímpica en Beijing 2008, en los 48 kilogramos.

Nació el 29 de mayo de 1987, en el barrio de San Lázaro, en la ciudad de Cienfuegos. Su primera inclinación deportiva fue por el atletismo, aunque poco tiempo después, al cumplir los 9 años, cambió para el judo. El descubrimiento de la incipiente estrella lo realizó Julio Brito, entrenador de este arte marcial en las categorías pequeñas, durante la búsqueda de talentos para formar un equipo femenino.

Su paso por la categoría escolar resultó vertiginoso. En 1998 terminó con medalla de plata en el campeonato provincial categoría 11-12 años. Fue seleccionada para tomar parte en un torneo pioneril en República Dominicana, donde finalizó segunda en la división de los 32 kilogramos. Al año siguiente, repitió su presencia en la lid y esta vez se colgó la medalla de oro, así como en los Centroamericanos de la categoría, también en tierras quisqueyanas.

Su manera de pelear y la forma de accionar en el tatami le abrieron las puertas en 1999 para ingresar en la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) provincial, bajo la égida de Raidel Alonso en la división de los 44 kilogramos. Durante los siguientes años obtuvo infinidad de triunfos en los Juegos Nacionales Escolares y en campeonatos cubanos. En septiembre de 2003, ya en los 48 kilogramos y como parte de la preselección nacional bajo la tutela de su entrenador Santiago Chinea, Bermoy ganó el campeonato nacional entre mayores y en la siguiente temporada alcanzó la medalla de plata en la II Olimpiada del Deporte Cubano, al caer solo frente a su compatriota, la estelarísima Amarilis Savón. Cerró el año con sendas preseas de plata en una Copa Internacional de Judo en Islas Margaritas, Venezuela, y en la Primera Olimpiada Nacional Juvenil, con asiento en Ciego de Ávila.

Su primera gira por Europa ocurrió a partir del mes de febrero de 2005, donde obtuvo bronce en la Súper Copa del Mundo Villa de París y en el Torneo Internacional de Clase A Leonding de Austria, así como un séptimo puesto en World Master, en Alemania. Posteriormente, logró las medallas de oro en el XI Campeonato Centroamericano en Santo Domingo, República Dominicana; en el Campeonato Iberoamericano y en la Copa Simón Bolívar, celebrados ambos en Venezuela, y en los I Juegos de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), en La Habana.

El colectivo de entrenadores que dirigía y aún lidera el profesor Ronaldo Veitía, decidió incluirla en el equipo al Campeonato Mundial de El Cairo 2005. Y la muchachita, debutante en eventos de primer nivel, no les hizo quedar mal. Por el ansiado metal dorado tuvo que enfrentar a la francesa Jossinet Frederique, medallista de plata olímpica de Atenas 2004 y mundial de Osaka 2003. La pelea fue cerrada, pero la cubanita siguió al pie de la letra el plan táctico de sus preparadores: trabajar siempre con una sola mano a la europea y evitar el combate de agarre preferido por su adversaria. Al final, ganó por wazzari (tres cuartos de punto) y, contra todo pronóstico, se agenció el primer lugar. Le cupo el honor de convertirse en la primera mujer cubana y latinoamericana en ganar el título de judo en su división en Campeonatos del Mundo. Esta victoria de Bermoy en los 48 kilogramos le dio a Cuba el primer lugar por países en el sexo femenino, por delante de Japón, tradicional dominador de estos certámenes.

En el cierre de año fue invitada a la Gala de Campeonas en Fukuoka, Japón, donde alcanzó medalla de bronce. Con justeza fue elegida la mejor novata del año en su país y una de las atletas más integrales del alto rendimiento en Cuba.

En el año 2006 elevó su maestría deportiva, a pesar de su corta edad y pocos años sobre los tatamis. Lo más relevante fue su corona en el Mundial Juvenil con sede en Santo Domingo, la capital de República Dominicana. Con el título del orbe entre mayores, la cienfueguera salió con el calificativo de favorita y arrasó en todos los pleitos que celebró. Brindó un ejemplo de técnica ante sus cinco rivales que culminó con su triunfo por wazzari frente Shugen Wu, de China.

No menos importantes en ese año fueron sus éxitos en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de Indias, Colombia, donde integró el Todos Estrellas; en el Campeonato Panamericano de la disciplina en Buenos Aires, en el Internacional Judoguis Dorados y la III Olimpiada del Deporte Cubano, ambas en la mayor de las Antillas. Obtuvo plata en el mundial por equipos en París y en la Súper Copa del Mundo en Alemania. Fue seleccionada una de las 10 mejores deportistas de Cuba y la Unión Panamericana de Judo la eligió como mejor judoca de América en 2006.

Entre sus principales logros en 2007, se destacaron los primeros lugares en los Juegos Deportivos Panamericanos en la ciudad carioca de Río de Janeiro, donde le fue otorgado el Trofeo ippón; el campeonato continental en Canadá; los II Juegos del ALBA y la Copa Islas Margaritas, en Venezuela, y el Judoguis Dorados, en Cuba, entre otros fortísimos eventos en el Viejo Continente. Sin embargo, en el Campeonato Mundial de Río de Janeiro, no pudo revalidar su título del orbe por lo que tuvo que conformarse con la nunca despreciable medalla de plata.

En 2008 participó en varios eventos en los cuales reafirmó su condición de atleta relevante. Triunfó en la Copa del Mundo celebrada en Varsovia, Polonia, donde resultó una de las mayores atracciones del evento clasificatorio. Fue medallista de bronce en la Súper Copa del Mundo en el Villa de París, séptima en el Torneo Internacional en Bélgica, quinta en similar evento en Hungría y primera en Bélgica, todos clase A, donde participan las mejores del mundo en cada división.

En el 2008 Beijing, la capital china, organizó la cita bajo los cinco aros y Janet Bermoy fue en busca del máximo pergamino. Mas, la rumana Alina Alexandra Dumitru ganó por ippón y segó las aspiraciones de la cubanita, quien se llevó la medalla de plata.

En 2009 participó en su tercer mundial de mayores. La cita fue en la ciudad holandesa de Rotterdam, y Bermoy volvió a terminar segunda. 

Campeona de los Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 en la división de 52 kilogramos. Medallista de plata de los Juegos Olímpicos Londres 2012.

Por los resultados alcanzados  fue elegida por el Círculo de Cronistas Deportivos de la Unión de Periodistas de Cuba  y el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación entre los atletas más destacados del año 2012.

En el 2013 gana la medalla de oro en el Campeonato Panamericano de judo, en el gimnasio de la Ciudad Deportiva de Hatillo, Costa Rica, donde venció a la mexicana Luz Olvera. El 15 de junio de este año retuvo el título en el Grand Prix efectuado en Miami, Estados Unidos, sobre la francesa Priscilla Gneto en la categoría de 52 kg.

El 9 de julio de 2013 conquistó la medalla de plata, en igual división de 52 kg, en el Torneo de judo de la XXVII Universiada Mundial en Kazán, Rusia, al perder Ippon en la final contra la local Natalia Kuzyutinaç.

Obtuvo medalla de plata en el Open de Arlon, Bélgica en los 52 kg; y medalla de oro en el Torneo internacional de Laval, Francia. En el 2013 las judocas cubanas ocuparon el tercer lugar por equipos en la gira de invierno por Europa.

Yanet  Bermoy en el Campeonato Nacional de Judo efectuado en Santiago de Cuba en el 2014 se alzó con el oro frente a la holguinera  Yoalis Rivas.  Igual presea conquistó en el Grand Prix de Judo La Habana,  lauro que alcanzó sin combatir, debido a la no presentación de la brasileña Erika Miranda en la pelea final. Este fue el primer torneo que otorgaba puntos con vistas a los Juegos Olímpicos del 2016 en Río de Janeiro. 

En el Campeonato Panamericano de Judo que tuvo lugar en el mes de abril en Guayaquil, Ecuador, obtuvo medalla de plata en 52 Kg. Además, ocupó el quinto lugar en el Campeonato Mundial de Judo en agosto de ese año en la ciudad rusa de Chelyabinsk.

 

Bibliografía

Masjuán, Miguel Ángel y Juan de las Cuevas: Personalidades del deporte cubano, Editorial Científico-Técnica, La Habana, 2007.