Pancho Pepe

Deporte, Radio y TV, Venezuela

Pancho Pepe (Francisco José Cróquer, 1920-1955). Narrador deportivo, declamador y locutor de la radio y televisión venezolana.

Pancho Pepe Cróquer –como era más conocido en el ámbito de la prensa y los deportes-  nació en Turmero, estado Aragua, el 23 de mayo de 1920. Desde pequeño gozaba de un gran sentido del humor e imitaba a los locutores, mientras usaba cualquier objeto como micrófono.

A los 17 años comenzó a trabajar en la estación radial La Voz de Aragua, primero como mensajero, luego pasó a ser recepcionista,  ocasionalmente interpretaba tangos y, por último, debido a su talento e inteligencia tuvo la oportunidad de colocarse como locutor suplente. En 1938 fijó su residencia en Caracas, donde estableció vínculos laborales en los Estudios Universo, emisora que luego se convertiría en Ondas Populares.

En la década de los cuarenta Pancho Pepe se distinguió en la narración de béisbol y boxeo, transmisiones que compartió con el periodista y comentarista de origen cubano Daniel Crespo Varona, conocido como La Enciclopedia del Béisbol. Ambos fundaron Deportivas Yukerí, un  exitoso espacio radial de la época

Pancho Pepe Cróquer animó, entre los años 1945 y 1955, varios de los espacios musicales y las transmisiones deportivas de la Radiodifusora Venezuela y de Radio Caracas; de los programas pueden citarse: La Caravana Camel, Cada Minuto una Estrella, Radio Tropical, A Gozar Muchachos o Fiesta Fabulosa. Estos espacios constituyeron la década de oro de la radiodifusión venezolana, alcanzando un gran desarrollo artístico y técnico bajo la producción de René Estévez.

La Cabalgata Gillete lo contrató, a comienzos de los cincuenta, para la transmisión de las Series Mundiales de béisbol  y los Campeonatos mundiales de boxeo, narraciones que compartió con el famoso Buck Canel. Pancho Pepe era la estrella que le daba emoción a las jugadas, las dramatizaba y producía en los radioescuchas la sensación de estar viendo el juego; era un maestro hasta en el manejo del silencio en sus parlamentos, y cuando el batazo lo merecía declinaba el uso de la palabra para dejar escuchar la algarabía del público. A él se debe la célebre frase “Y se poncha” que diera origen al vocablo ponche con la que los narradores posteriores comenzaron a designar por antonomasia el struckout.  Con su estilo le dio un vuelco a las trasmisiones deportivas, la teleaudiencia y el mundo del deporte lo conocieron como la Voz de América.

Atraído por los deportes de velocidad, el 13 de octubre de 1951 La Federación Internacional de Automóvil le concedió la licencia de conductor Número 162. Con esta autorización participó en varias competencias. Resultó Campeón Nacional de Automovilismo en 1954 y participó en el Gran Premio Internacional de Caracas en 1955, donde compitió con pilotos de la talla de Juan Manuel Fangio, Stirling Moss y Jean Behra.

Aunque era de constitución  física menuda, y su figura contrastaba con la robustez de los pilotos de entonces, Cróquer estaba decidido a conseguir la gloria en los distintos escenarios mundialistas, fue a Barranquilla, Colombia, donde fallece como consecuencia de un lamentable accidente automovilístico el 18 de diciembre de 1955. Había interrumpido sus narraciones para atender su segunda pasión, las carreras. Este certamen era la puerta para cumplir uno de sus sueños, debutar en Europa en 1956. El evento ha sido recordado porque en él fallecieron dos competidores y varios espectadores al salirse los automóviles de sus carriles.

Tras su muerte la audiencia nacional sufrió una gran conmoción, Ondas Populares debido a la desaparición física de La voz de América, su locutor insigne, se negó por algún tiempo a continuar con las transmisiones de béisbol.

La radio venezolana encontró en este inmortalizado narrador y comentarista al principal promotor deportivo que disfrutó la afición en Venezuela.

En su honor se llamó Pancho Pepe Croquer, o Francisco Pepe Croquer a un estadio de béisbol de la ciudad llanera de San Juan de los Morros, capital del estado Guárico en el centro-norte de Venezuela, con capacidad para tres mil espectadores.

En el año 2006 fue exaltado al Salón de la Fama del béisbol venezolano.

 

Bibliografía

Diccionario de Historia de Venezuela. Fundación Polar: Caracas, 1988, en: www.mcnbiografias.com

Blanco, José A: Los Grandes Narradores de Béisbol de América Latina, Coral Gables, Florida, 2015.